Noticias Recetas de mercado

Musaka de verduras, una elección muy versátil

La berenjena es muy valorada por sus cualidades nutricionales y está recomendada en las dietas ligeras

REDACCIÓN

Whatsapp
Las verduras son las protagonistas de la musaka de esta semana. FOTO: CEDIDABEKKAYE, JORDI Y DIANA DE LA PARADA ARRELS FRUITA I VERDURA. FOTO: CEDIDA

Las verduras son las protagonistas de la musaka de esta semana. FOTO: CEDIDABEKKAYE, JORDI Y DIANA DE LA PARADA ARRELS FRUITA I VERDURA. FOTO: CEDIDA

La receta de musaka más conocida tiene como base la berenjena, presentada en forma de capas superpuestas, rellena de carne de cordero y cubierta con una bechamel. Viene a ser como una lasaña sin pasta y también se puede considerar como un pastel de berenjenas. El cultivo de esta planta es muy antiguo y se ha preparado de formas muy diversas. Valorada por sus cualidades nutricionales, está recomendada en las dietas ligeras, es muy digestiva, contiene vitaminas y minerales y gran cantidad de agua, de ahí que su aporte en calorías sea bajo. A la hora de consumirlas habrá que extremar un cierto cuidado, ya que puede provocar reacciones alérgicas leves. Siempre comerlas cocinadas.

Existen diversas variedades que se distinguen por su color, que va desde el morado hasta el amarillo y blanco. Es una planta anual de época cálida con una presencia muy vistosa al adquirir una tonalidad satinada. Se pueden cocinar con piel aunque, preferiblemente, si se hacen al horno mejor cortarlas y así evitar que, al momento de servir, se pueda deshacer en el plato, por ejemplo, en la musaka que prepararemos.

La receta que presentamos parece provenir del sudeste asiático, aunque muchos la sitúan en el mundo árabe y de ahí pasó a los Balcanes donde se convertiría en un plato tradicional y conocido asociado a la cocina griega. Sea indio, árabe o griego, su fama ha cruzado fronteras y se ha hecho indispensable en la gastronomía por su versatilidad, su valor alimentario y por su fácil preparación.

La receta que presentamos parece provenir del sudeste asiático

Ya hemos entrado en el otoño pero aún podemos encontrar berenjenas en el mercado, no olvidemos que siempre es más sostenible utilizar productos de temporada y de proximidad, ya que daremos un valor añadido a los alimentos que consumamos.

Ya hemos dicho que la receta tradicional de musaka se hace a base de carne y seguro que la habremos comido de este modo en muchas ocasiones. En cambio, hoy la haremos de verduras, una fórmula alternativa pero igualmente rica y apetitosa, las verduras proponemos que sean del puesto Arrels Fruita i Verdura del Mercado Central de Tarragona.

  • INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS:
    • 3-4 berenjenas medianas. Podemos escoger las de color morado
    • 3-4-patatas medianas
    • 1 calabacín grande o 2 medianos
    • 1 cebolla grande o 2 medianas, blanca o de Figueres
    • 3-4 zanahorias
    • Perejil y albahaca
    • 1-2 ramas de canela
    • 1 vasito de vino blanco 
    • 3-4 tomates maduros
    • 1 ajo
    • Sal, pimienta y aceite
    • Queso rallado al gusto

  • INGREDIENTES PARALA BECHAMEL:

    • 3-4 cucharadas de harina, nuez moscada, pimienta y leche
  • PREPARACIÓN: 

    1. Cortaremos las berenjenas a rodajas y las dejaremos reposar espolvoreadas con sal gruesa para quitarles el sabor amargo. En una sartén rehogaremos las patatas cortadas a láminas y reservaremos. Una vez hayamos quitado la sal a las berenjenas las pasaremos por las dos caras en el mismo aceite. Las dejaremos encima de un papel absorbente mientras preparamos el relleno.
  • 2. El relleno lo haremos rehogando todas las verduras en aceite de oliva virgen cortadas, no muy finas, hasta que quede una mezcla cremosa y homogénea añadiendo el vino, la albahaca, el perejil y la canela. Recordar quitar la canela del relleno cuando preparemos las berenjenas. Una vez hecho, dejaremos escurrir el aceite sobrante.

  • 3. En un recipiente cubriremos el fondo con las patatas que servirán como base, y pondremos la primera capa de berenjena que cubriremos con el relleno presionando para que quede compactado. Repetiremos la operación hasta 3 veces. Si se prefiere, se puede preparar en boles individuales que admitan horno.

  • 4. Prepararemos la bechamel en una sartén con un poco de aceite, dorando la harina, incorporando la leche y sazonando con un poco de nuez moscada y pimienta.  No debe quedar muy líquida para que cubra bien la capa superior de la musaka.

  • 5. Finalmente cubriremos con queso rallado a gusto y dejaremos en el horno, precalentado previamente, a 180º durante, aproximadamente unos 45 minutos.

  • 6. Dejaremos enfriar para que el corte, a la hora de presentar, quede perfecto. ¡Y ya tendremos el plato listo!
    ¡Buen apetito! 

Temas

Comentarios

Lea También