Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nicolasa Fernández: 'El cambio que necesita España vendrá con la independencia'

Entrevista a la co-coordinadora de Súmate en el Camp de Tarragona
Whatsapp
Nicolasa Fernández tiene ocho hermanos repartidos entre Catalunya y el resto de España. Su hijo, de 23 años, también es de Súmate. Foto: Pere Ferré

Nicolasa Fernández tiene ocho hermanos repartidos entre Catalunya y el resto de España. Su hijo, de 23 años, también es de Súmate. Foto: Pere Ferré

- ¿Por qué defiende usted la independencia de Catalunya?

- Creo que la independencia es tan necesaria para Catalunya como para España. A través de la independencia de Catalunya va a haber la regeneración que necesita España.

 

- ¿Por qué?

- Porque va a haber regeneración política sí o sí. Si Catalunya se independiza, tendrá que cambiar todo en España. Tendrá que cambiar la Constitución, y esto es una oportunidad para el pueblo español. Quizás también tengan la posibilidad de votar sobre la Corona...

 

- ¿No sería más lógico reformar la Constitución para ofrecer un mejor encaje para Catalunya, sin secesión?

- Reformar la Constitución necesita dos tercios del Congreso. Yo no creo que viva lo suficiente para verlo, ya esté en el poder el PSOE o Podemos.

 

- ¿Ve más fácil que Catalunya logre la independencia que una reforma constitucional?

- Sí, porque a nadie veo con intención de reformar nada a favor del pueblo. Unos llaman casta a lo que quieren llamar casta. ¿Botín no es casta? Dice que no se abrazaría con el president Mas, pero sí que le hace todas las reverencias al Rey... Es muy raro.

 

- ¿La marcha de Catalunya no perjudicaría a España a nivel económico?

- Andalucía es muy rica. Más de lo que nos creemos. Lo que está es muy mal gestionada. Aún existe mucho terrateniente. España necesita desprenderse de Catalunya para poder activar todo su potencial. Se han acostumbrado a que les vengan ayudas desde Catalunya y otras comunidades, y no han usado sus fortalezas para abrirse a nuevas formas de ganarse la vida y de generar dinero. El cambio que necesita España solo llegará con la independencia de Catalunya, no lo veo de otra manera.

 

- ¿El discurso de Podemos puede comerle terreno al de Súmate en algunas zonas y sectores de población?

- Yo pediría a la gente que antes de votar a Podemos, piense. Podemos está empezando desde arriba, quiere llegar al poder. Y Catalunya será un nuevo país desde abajo. Los ciudadanos vamos a construirlo. Podemos no ha empezado por abajo, por las alcaldías. Quieren ir directamente a ganar la presidencia del Gobierno.

 

- Pero son gente de la calle.

- Liderada por personas que tienen experiencia política y muchas ambiciones. Cuidado, que no es la gente de la calle la que va a gobernar en Podemos. Son expertos en márqueting, en ciencia política, en algunos regímenes latinoamericanos... No es la gente de la calle.

 

- En Catalunya sí?

- En Catalunya sí somos la gente de la calle los que estamos empujando, desde los municipios, desde las asambleas. Los políticos solo han hecho suyo el reclamo de la gente y se han sumado. Es una diferencia muy grande con el político que empieza en televisión, y luego recluta y dice ‘me voy al poder arriba del todo’.

 

- ¿Qué opina de las disputas entre partidos, cuando las entidades se mantienen unidas?

- Nos enfadamos mucho y lo llevamos muy mal. Una de las cosas que a mí me enamoró del soberanismo fue ver la unidad del pueblo la Diada de 2012. A partir de ese día me hice independentista. Empecé a interesarme y a leer y a investigar por qué se pide la independencia. Catalunya solo pide tener su propio Estado y seguir en hermandad con todos los países.

 

- ¿No obligaría a escoger, como dicen, entre papá y mamá?

- Es que hablan de papá y mamá, de identidad, de fronteras... y esto no es un problema de identidad, sino de soberanía. Eso no son fronteras. Es una frontera política, pero no entre personas, porque yo por ejemplo continuaré yendo a mi pueblo, yendo a ver a mi familia, y al revés.

 

- ¿Se entiende en España lo que ocurre en Catalunya?

- Puede que no. Yo creo que no se llega a comprender del todo porque en el resto de España la información les llega bastante manipulada y distorsionada. El Estado español no quiere perder a Catalunya, está muy claro y se entiende. Lo que no entiendo ni soporto es que use métodos sucios como está usando. Podrían hacerlo de otra manera.

 

- ¿Cómo?

- Con el diálogo, con pactos, como se hizo en Escocia. Si yo fuese el Estado español, por supuesto intentaría evitar que una parte se independizara, pero haría propuestas atractivas. Cameron hizo campaña por el ‘no’, y era una campaña bonita. Ahora bien, ‘¿queréis votar? tomad las urnas’. No hay manera más sensata y más fácil de hacer las cosas. No nos rendiremos, continuaremos luchando por la independencia porque merece la pena.

 

- ¿No se ha desinflado algo el movimiento soberanista?

- La gente se ha relajado un poco porque el plazo hasta el 27 de septiembre es muy largo, pero quien cree que la independencia es necesaria y el país lo merece, y lo creía hace tres meses, hace cinco o hace diez años, lo sigue creyendo ahora. La gente que salió a la calle, y la gente que hicimos la Via Catalana y la ‘V’, sabemos lo que estamos haciendo.

 

- ¿Falta ampliar la base social del independentismo ?

- Sí, por eso Súmate continuaremos trabajando hasta el 27 de septiembre, para que esa mayoría de que disponemos se amplíe, y también para que el máximo de gente vaya a votar, y lo haga con el máximo de información.

 

- ¿Qué va a hacer Súmate hasta el 27 de septiembre?

- Actualizarnos y organizarnos . Estudiando qué zonas hay que priorizar para informar. Nosotros informamos mayoritariamente a castellanoparlantes. Yo soy de Sevilla, pero tenemos gente de Galicia, de Asturias, de Madrid... Y los hijos. Mi hijo, por ejemplo, también está en Súmate y es hijo de Catalunya. Yo llevo 43 años aquí, el catalán lo entiendo pero no lo hablo, y no he tenido ningún problema por la lengua nunca jamás.

 

- Van más a los barrios, ¿no?

- Pues sí. Somos una asociación no muy grande y, como no tenemos ninguna subvención, más que los socios que pagan las cuotas, y nosotros nos lo pagamos todo, pues tenemos los folletos informativos y lo de montar la paradita, y poco más.

 

- ¿Cómo se organizan en Tarragona?

- El Camp lo llevamos entre mi compañera Mara Martínez y yo, y vamos donde se tercie. Hemos estado en Alcover, en El Pla de Santa Maria, en Valls. Y en Tarragona hemos hecho actos en Campclar, Sant Salvador, Tarragona ciudad... Contactamos con las entidades vecinales, les invitamos... Los actos son puntuales, pero donde realmente hay que estar es en la calle: montar la parada, hablar con la gente, dar información.

 

- ¿Cómo ve la construcción de estructuras de Estado? ¿No drenan recursos de sanidad y educación, sin saber aún si ganará la independencia?

- Estoy convencida de que la gente va a votar a favor de la independencia. La independencia no es la solución, es el camino. Si no se crean estructuras de Estado, no podemos ejercer la independencia. Y si no podemos ejercer la independencia, no podremos salir nunca de los recortes. Solo a través de un Estado propio y administrando nuestros propios recursos saldremos de la situación de crisis y emergencia social. La independencia es un medio, no un fin en sí mismo. Es para vivir mejor. Con España vamos a la quiebra.

 

- ¿Por qué decidió entrar en política?

- Yo no me veo como una política, aunque sé que soy una persona que hace política. Yo lo que quiero es aportar lo poquito que puedo aportar, como ama de casa y cuidadora de una abuelita que soy, para que la independencia se consiga, porque estoy convencida de que va a ser muy bueno. Yo no quiero estar en política, pero es que si esto no lo hacemos entre todos, no se hará. Así que no queda más remedio.

Temas

  • CATALUNYA

Comentarios

Lea También