«No veo la ventaja de hacer test de antígenos en las farmacias»

La presidenta de los epidemiólogos no aboga por ampliar los lugares donde hacer pruebas

ADAYA GONZÁLEZ

Whatsapp
La presidenta de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), Elena Vanessa Martínez. FOTO: EFE

La presidenta de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), Elena Vanessa Martínez. FOTO: EFE

La presidenta de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), Elena Vanessa Martínez, apuesta por fortalecer el sistema de detección de contagios y no tanto por ampliar los lugares para realizar pruebas diagnósticas, como piden Madrid y Catalunya. «No es cuestión de hacerlas en más sitios, sino de hacerlas bien», subraya.

«No veo la ventaja de hacer antígenos en las farmacias», recalca la recién nombrada presidenta de los epidemiólogos. Y destaca la necesidad de, apenas la situación lo permita, retomar el rastreo de contactos, ahora «en segundo plano» con la segunda ola de la pandemia.

A esta especialista en Medicina Preventiva le preocupa no solo el tipo de antígenos que comunidades como Madrid y Catalunya quieren hacer en su red de farmacias, también otros aspectos como la seguridad y la forma en que se volcarán los datos al sistema, entre otros.

Esta alternativa tiene en contra a la práctica totalidad de la profesión científica y sanitaria; el Ministerio de Sanidad no le ha cerrado del todo la puerta a la espera de que las autonomías interesadas justifiquen detalladamente su estrategia y solventen los flecos legales y competenciales sueltos que deja su propuesta.

No obstante, su posición por ahora es la que dicta la Comisión Europea, que es que estos test deben hacerlos personal cualificado y siguiendo las instrucciones del fabricante. Y la de la representante de los epidemiólogos es que «no es cuestión de ponerlo en más sitios, sino de hacerlo bien».

Pfizer y Moderna han vuelto a sembrar esta semana el optimismo con los resultados de sus respectivas vacunas piloto: la primera avanzó que su efectividad es del 95 % a partir de los 28 días después de la primera inyección solo 48 horas antes de que la segunda anunciara que la de la suya es del 94,5 % .

«Entiendo que es una necesidad pero todas estas cosas hay que evaluarlas con mucha cautela», señala Martínez, quien recuerda que se trata de «estudios preliminares cuyos resultados indican el beneficio que se esta encontrando dentro de una población controlada, que no tiene por qué ser lo que se encontrará en la realidad. Puede que sí, pero puede que no».

Además, los ensayos se están produciendo en un momento «en el que todos vamos con mascarillas y la movilidad está muy reducida pero, ¿qué ocurrirá cuando todo esto desaparezca?», se pregunta. No obstante, no niega que sea «una buena noticia». «Pero tenemos que esperar acontecimientos: lo más importante es que tendremos vacuna, probablemente más de una». También hay que «tener paciencia: solo en España somos 47 millones, y aunque se tratase de una vacuna perfecta, materialmente es imposible vacunar a tanta gente, se tendrá que ir haciendo en función de disponibilidad y recursos».

«Una opción es vacunar a la población de riesgo: cabría pensar que tenemos que empezar por ahí y por el personal esencial», admite; pero «a lo mejor la estrategia es vacunar a los que más contactan con los demás, quizá la gente joven que ha sido además más difícil de conseguir que sigan las medidas», añade.

Temas

Comentarios

Lea También