Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nueva formación para nuevos profesionales

Robótica, mecatrónica, biotecnología, Big Data y el desarrollo de aplicaciones móviles, algunos de los campos de futuro

Núria Riu

Whatsapp
Las ciencias de la salud, pilares fundamentales. Foto: DT

Las ciencias de la salud, pilares fundamentales. Foto: DT

El nuevo curso escolar está a la vuelta de la esquina y a medida que éste avance irán surgiendo los interrogantes: ¿Para qué sirve lo que me están explicando? ¿encontraré trabajo cuando acabe? El mercado laboral se está redefiniendo y, mientras hay algunos ámbitos en los que la saturación es evidente, hay ofertas que no pueden cubrirse por falta de profesionales.

La empresa de recursos humanos Randstad daba a conocer esta semana un estudio en el que prevé un «desajuste entre la oferta del mercado laboral y las necesidades de las compañías». Y, en este sentido, denunciaba que «la brecha aumenta año tras año y alcanzará su punto más elevado en 2030».

El estudio hace especial hincapié en la demanda de perfiles STEM (Science,Technology, Enginering & Mathematics), cuya necesidad en el mercado crece del orden del 14% anual. El dato contrasta con la elección de formación por parte de los profesionales, ya que sólo el 7% de los estudiantes está matriculado en titulaciones directamente relacionadas con estas áreas.

Campos como la robótica, la mecatrónica, la biotecnología, el Big Data y el desarrollo de aplicaciones móviles son algunos de los ámbitos con mayor demanda de profesionales, tanto actualmente como de cara a los próximos años.

Carmen Bejarano, consultora de Randstad Professionals, incide en que «nos movemos en un mundo en el que todo está más automatizado y más tecnológico, por lo que el nicho que se abre cada vez es más amplio».

Las compañías son conscientes de la escasez de determinados profesionales, por lo que están invirtiendo progresivamente mayores recursos en herramientas destinadas a mejorar su atractivo y su posicionamiento como buen empleador.

Perfil propio

Pero, ¿realmente los estudios están encarados de cara a cubrir esta demanda laboral? Arantxa Capdevila, vicerectora de Docència, Estudiants i Comunitat Universitària de la Universitat Rovira i Virgili (URV), destaca que «la universidad es muy consciente de que el empleo que se generará dentro de diez años no es el actual, pero esto ha pasado toda la vida. Nuestra misión pasa por dotar de unas competencias flexibles que permitan adaptarse a las nuevas estrategias». Y es que, en este sentido, Capdevila destaca que «el mercado laboral tampoco tiene las cosas tan claras».

Si bien la oferta de grados es bastante rígida y en los últimos años se ha mantenido estable, la universidad intenta introducir matices para dotar a sus estudiantes de unas competencias transversales específicas. En el caso de la Rovira i Virgili éstas incluyen formación en aspectos digitales, idiomas, trabajo en equipo o comunicación pública, entre otros.

Pero más allá de estas habilidades, la universidad tarraconense asegura que es el trabajo que hacen los grupos de investigación el que permite determinar «hacia dónde van las nuevas necesidades». «Somos una universidad potente en I+D y esto, junto con las encuestas laborales y la información que nos llega a través del Observatori de l’Ocupació nos permite estudiar si debemos introducir nuevas materias o si puede dar lugar a un nuevo máster o posgrado», argumenta Capdevila. De hecho, la oferta de estos cursos ha crecido de forma progresiva de forma que este año habrá hasta 48 másters diferentes.

Arraigado al territorio

Por otro lado, la Universitat Rovira i Virgili trabaja con ventaja, ya que al ser una universidad joven, que se ha desarrollado de forma deslocalizada y especializándose en los ejes que tiran del tejido económico de la demarcación de Tarragona, hace que la relación con las empresas sea fuerte.

Y, precisamente, en el ámbito de la industria tiene uno de los campos más amplios para seguir creciendo. Así lo determina el estudio de Randstad el cual hace especial énfasis en que el control de procesos, la recopilación y la transmisión de datos son algunos de los retos de presente.

Con todo, Carmen Bejarano afirma que «lo que está claro es que los candidatos con más salidas son los que se especializan, sin olvidar uno o varios idiomas».

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También