Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

O aceptas las condiciones... o te quedas sin WhatsApp

Los indecisos sobre si ceder o no a Facebook su número de móvil tendrán que acatar ahora los nuevos términos o prescindir del servicio de mensajería

Rafael Servent

Whatsapp
O aceptas las condiciones... o te quedas sin WhatsApp

O aceptas las condiciones... o te quedas sin WhatsApp

WhatsApp acaba de cumplir su amenaza. El 26 de septiembre expiraba el plazo para decidir si como usuarios permitíamos que nuestros datos de teléfono móvil se compartiesen con Facebook –propietario del popular servicio de mensajería para smartphones–, y a partir del 27 de septiembre han empezado a caer los primeros avisos para los despistados: o se aceptan las nuevas condiciones, o se acabó el WhatsApp.

Toda persona que hubiese decidido posponer la decisión de aceptar o no los nuevos términos –mediante los cuales, en un futuro no muy lejano, quienes hayan dicho ‘sí’ podrían empezar a recibir publicidad en sus cuentas de WhatsApp– va a tener que tragar sí o sí con el hecho de que su número de móvil engrose la base de datos de Facebook.

Si usted no ha recibido ningún mensaje diciendo «Por favor, acepta los términos y la política de privacidad para seguir usando WhatsApp. Si no deseas aceptarlos, tendrás que discontinuar tu uso de WhatsApp», es porque o bien declinó (o aceptó) dar su número de teléfono a Facebook dentro del plazo de un mes que había fijado este servicio, o bien porque su alta es posterior al anuncio en el cambio de términos y de política de privacidad. Es decir, que su número ya lo tiene Facebook, por defecto. Porque cualquier nueva alta en este servicio de mensajería lleva hoy asociada la cesión del número de móvil a Facebook.

¿Y qué hago ahora?

Ante la posibilidad de que sea usted una de esas personas que dejaron para más adelante lo de aceptar o declinar los nuevos términos del servicio de mensajería (durante un mes, al abrir WhatsApp aparecía la opción de darle al botón de ‘Ahora no’), y que ahora tenga en su pantalla ese mensaje amenazador de cancelación del servicio a menos que decida ceder sus datos de teléfono móvil a la empresa de Mark Zuckerberg, sólo tiene, aparentemente, dos opciones: o se queda sin WhatsApp o pasa por el aro.

No hay ninguna opción intermedia. Aunque sólo desee recuperar sus conversaciones para olvidarse de esta aplicación y pasarse a Telegram, acceder a esas conversaciones le va a costar su número de teléfono. Podrá darse de baja, pero el número de móvil será ya de Facebook.

Aunque siempre queda la opción del litigio y las reclamaciones. Una puerta que en la Unión Europea se acaba de abrir en Alemania, donde la ciudad de Hamburgo –en la que Facebook tiene una sede– ha exigido de forma «inmediata» que se detenga la transferencia de datos de los usuarios de WhatsApp hacia Facebook. De momento, la empresa estadounidense ha acatado con diligencia la medida. Alemania podría no ser el único estado de la Unión Europea que dé el paso. Entonces se verá si Facebook hace una excepción europea, o se embarca en una guerra como las que ya montó hace tiempo Google.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También