Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Obama afirma que "los valores de Estados Unidos están en peligro"

Los países árabes empiezan a levantar la voz en contra del veto de viajar a EEUU de siete países de África y Oriente Próximo. La medida afecta a Irak, Irán, Siria, Libia, Somalia, Sudán y Yemen

Agencias

Whatsapp
Manifestantes en contra del veto a la entrada de refugiados y musulmanes, ayer en Houston. FOTO: EFE

Manifestantes en contra del veto a la entrada de refugiados y musulmanes, ayer en Houston. FOTO: EFE

El expresidente de EEUU Barack Obama consideró ayer que «los valores estadounidenses están en peligro», al tiempo que señaló estar «alentado» por el compromiso social en el país contra las medidas migratorias adoptadas por el actual presidente, Donald Trump. «Ciudadanos ejerciendo su derecho constitucional de reunión, organización y haciendo que sus voces sean escuchadas por los oficiales electos es exactamente lo que esperamos ver cuando los valores estadounidenses están en peligro», informó el portavoz de Obama, Kevin Lewis, en un comunicado.

Esta es la primera declaración de Obama tras dejar la Casa Blanca el pasado 20 de enero, en que Trump asumió la presidencia del país. «En su discurso oficial final como presidente, (Obama) habló sobre el importante papel de los ciudadanos y cómo todos los estadounidenses tienen la responsabilidad de ser los guardianes de nuestra democracia, no sólo durante las elecciones, sino todos los días», reiteró su portavoz.

Lewis también se refirió a la insistencia de Trump en que su decisión de detener temporalmente a los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana y frenar el recibimiento de refugiados sirios en Estados Unidos es similar a una decisión de Obama de 2011. «Con respecto a las comparaciones con las decisiones de política exterior del presidente Obama, como hemos escuchado antes, el presidente fundamentalmente no está de acuerdo con la noción de discriminar a los individuos debido a su fe o religión», reiteró Lewis.

Primeras respuestas

Los países árabes comenzaron ayer a levantar la voz en contra del veto de viajar a Estados Unidos a ciudadanos de siete naciones de África y Oriente Medio, entre ellas Irak, cuyo Gobierno pidió ayer que se revise esta medida, que afecta también a Irán, Siria, Libia, Somalia, Sudán y el Yemen. En un comunicado, Bagdad aseguró que el «verdadero deseo de Irak es reforzar la asociación estratégica entre los dos Estados y aumentar los horizontes de cooperación» en todos los ámbitos.

Dentro de la lucha antiterrorista, mostró su «pesar y sorpresa» por el hecho de que la medida llega en un momento en el que Estados Unidos está prestando apoyo a las fuerzas iraquíes en la campaña contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Mosul, principal bastión de la organización radical en Irak.

Ayer mismo el ministro de Exteriores iraquí, Ibrahim al Yaafari, convocó al embajador estadounidense en Bagdad, Douglas Silliman, para abordar la cooperación entre los dos países.

Mientras, el ministro de Asuntos Exteriores de Siria, uno de los países afectados, instó a los refugiados de su país a que regresen a su lugar de origen, ya que el Gobierno está listo para responder a sus necesidades.

Por su parte, la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) mostró ayer su «gran preocupación» por el veto. En un comunicado, la organización afirmó que esta decisión «supone un gran daño y una injusticia para las personas que huyen de la persecución y de los estados en guerra».

La Casa Blanca insistió ayer en defender el veto temporal a la entrada al país de personas de siete naciones de mayoría musulmana, con el argumento de que la seguridad de los estadounidenses es la «mayor prioridad» del presidente Donald Trump y que se trata de prevenir «potenciales» amenazas y ataques.

«No sabes cuándo viene el próximo ataque, lo mejor que puedes hacer es adelantarte a él», justificó en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

Temas

  • PANORAMA

Lea También