Opciones para un Gobierno

Salvo sorpresa mayúscula, los comicios de hoy arrojarán un panorama fragmentado en el Congreso en el que será imprescindible un pacto para gobernar. Estas son las opciones

José Miguel Blanco

Whatsapp
Pablo Casado, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Albert Rivera, en el debate de Antena 3. FOTO: EFE

Pablo Casado, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Albert Rivera, en el debate de Antena 3. FOTO: EFE

Con el bipartidismo enterrado, con expectativas de que el Congreso que surja hoy de las urnas sea el más fragmentado desde la recuperación de la democracia, y con la posibilidad más cercana que nunca de que por vez primera haya un Gobierno de coalición. Así es como se presentan las elecciones, que, de confirmarse los vaticinios, conllevarán una vez más tener que echar mano de la negociación y de la aritmética para lograr los 176 diputados que permitan gobernar.  

El objetivo común es evitar una repetición electoral como en 2015-2016. ¿Será posible? Con los datos de las encuestas en la mano, e indecisos mediante, las posibilidades de acuerdo son múltiples. 

Coalición de izquierdas

Todas las encuestas han situado al PSOE en cabeza de las preferencias electorales. El sondeo del CIS otorga una mayoría suficiente de izquierdas solo si los partidos de este espectro se sitúan en la parte más alta de la horquilla de diputados que vaticina para cada uno de ellos.

Es decir, si el PSOE (138 escaños) mira a su izquierda y suma los apoyos de Unidas Podemos (34), En Comú Podem (7) y Compromís (2). Total: 181 escaños. Pero en los augurios más pesimistas del CIS, el PSOE tendría 123, Podemos 28, En Comú 5 y Compromís 1. Serían 157. ¿Dónde conseguir los otros 19 diputados que faltan?

PSOE, Podemos y nacionalistas

En el bloque de los nacionalistas está la respuesta a esa pregunta. Pero los 6 escaños que lograría el PNV serían insuficientes y Sánchez estaría obligado a conseguir un acuerdo con los independentistas catalanes.

La reedición de la mayoría que hizo triunfar su moción de censura garantizaría la mayoría porque los 157 escaños del bloque de izquierdas, los 6 del PNV, los 17 ó 18 que el CIS pronostica para ERC, los 4 ó 5 de JxCat y los entre 3 y 5 de Bildu permiten alcanzar la cifra deseada.

No haría falta el diputado que podría obtener Coalición Canaria (partido que apoyó la moción contra Mariano Rajoy) e incluso el PSOE podría permitirse el lujo de que se desvinculara de la nueva investidura algún grupo como Bildu o JxCat. No evitaría depender de parte de los independentistas pero sería un acuerdo menos «frankestein».

Derecha y ultraderecha

Si el pacto PP y Cs se ha ido alejando de una mayoría suficiente según las encuestas, también lo ha ido haciendo el pacto a la andaluza, que incluiría a Vox.

El CIS les otorga respectivamente, también en su previsión más optimista, 76, 51 y 37 escaños. Junto a los 2 de Navarra Suma (coalición formada por PP, Cs y UPN) reunirían 166. Otras encuestas apuntan, por contra, que Vox podría ser la segunda fuerza por delante del PP o que llegaría a 60 o más escaños.

Si hacemos caso a la encuesta del CIS, los 10 escaños restantes para la mayoría se antojan casi imposibles de conseguir ya que, descartados socialistas, Podemos y sus confluencias y los independentistas catalanes, solo quedaría la opción de conseguir el apoyo de los 6 representantes del PNV y, si las previsiones más halagüeñas se cumplen para estos partidos, los 2 del PACMA y el de Coalición Canaria. Es decir, solo 9 más. 

En todo caso, el líder del PP, Pablo Casado, ya dijo el viernes que aceptaría que la ultraderecha de Vox entrase en el Gobierno: «Al final, Vox y Ciudadanos, tengan 10 escaños o tengan 40, van a tener la influencia que ellos quieran tener para entrar en el Gobierno o para decidir la investidura o la legislatura».

Una reconciliación PP-Cs

Pedro Sánchez y Albert Rivera llegaron a firmar en febrero de 2016 un pacto de gobierno. Pero su relación se ha ido deteriorando tanto que Ciudadanos ha asegurado que no llegará a un acuerdo con los socialistas tras el 28-A. Los dos debates a cuatro de esta semana parecen certificar una distancia insalvable. Los socialistas creen que Rivera volverá a incumplir su promesa de 2015 y 2016 de no pactar ni con PSOE ni con PP y luego apoyó a ambas formaciones.

Sin embargo, una reconciliación entre ambos podría ser suficiente para formar gobierno. La parte baja de la horquilla de ambos en la encuesta del CIS no bastaría (123+42=165), pero la alta rebasaría con creces la mayoría (138+51=189).

¿Y una coalición PSOE-PP?

Una opción nada realista. España no vislumbra en el horizonte un momento en el que emular acuerdos como el de Alemania entre conservadores y socialdemócratas. Rajoy llegó a ofrecerlo sin éxito en 2015 y hubo que repetir las elecciones.

Sería el único pacto que sumaría aun con los peores augurios en las urnas por parte del CIS, ya que los 123 escaños socialistas y los 66 del PP garantizarían esa coalición. Más allá de la aritmética, hoy por hoy, es una misión imposible. 
 

Temas

Comentarios

Lea También