Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Orden de alejamiento a los padres de un bebé al que le dieron cocaína y hachís

Dada la situación de desprotección del bebé y de sus dos hermanos han acordado que los tres pasen a ser tutelados por la Administración autonómica

Diari de Tarragona

Whatsapp

El Juzgado de Zamora encargado de investigar el caso de un bebé de diecisiete meses que el pasado fin de semana tuvo que ser ingresado en centros hospitalarios de Zamora y Salamanca por la ingesta de cocaína y cannabis ha dictado una orden de alejamiento de los padres para que no se acerquen al niño.

La medida judicial, a la que ha tenido acceso Efe, la ha adoptado el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número cuatro de Zamora tras informarle de lo ocurrido el complejo hospitalario de Salamanca, donde el bebé pasó el fin de semana en la UVI pediátrica hasta que mejoró su salud.

Del mismo modo, los Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León en Zamora han retirado a los padres temporalmente la custodia de otros dos hijos menores de la pareja, además del bebé, según un informe al que ha tenido acceso Efe. El bebé ingresó el pasado fin de semana en el hospital Virgen de la Concha de Zamora tras indicar los progenitores que no lograban que despertara, han explicado fuentes hospitalarias.

Dada la gravedad del caso fue trasladado en un helicóptero medicalizado a la UCI del complejo asistencial de Salamanca. El bebé presentaba "síndrome confusional estuporoso" y al realizarle la prueba de tóxicos en orina dio positivo tanto a cocaína como a cannabis, según el informe médico. Tras pasar el fin de semana en el centro hospitalario salmantino y después de la mejoría del menor, fue trasladado de nuevo al hospital zamorano.

Los padres del niño prestaron ayer declaración en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número cuatro de Zamora, donde aseguraron que la ingesta de la droga se había producido de forma accidental. Tras su declaración y a propuesta de la Fiscalía, el Juzgado ha establecido una orden de alejamiento de los padres, que no podrán estar a menos de cien metros de donde se encuentre el bebé. Aún así, los Servicios Sociales, si lo consideraran conveniente en un futuro, podrían solicitar al Juzgado que los progenitores pudieran ver en algún momento puntual al niño.

La comisión de valoración de los Servicios Sociales se ha reunido y ha emitido esta mañana un informe en el que dada la situación de desprotección del bebé y de sus dos hermanos ha acordado que los tres pasen a ser tutelados por la Administración autonómica. El expediente de protección y acogimiento familiar ha determinado que se hagan cargo de los niños unos familiares que de hecho ya habían asumido el cuidado de los niños en algunas ocasiones anteriormente. Los Servicios Sociales han establecido que por el momento los menores no puedan recibir visitas de los padres.

Temas

Comentarios

Lea También