Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pedro Sánchez inicia el viraje del PSOE y se cita con Iglesias y Rivera

Sánchez ha valorado "muy positivamente" la conversación telefónica con Iglesias para crear un espacio de diálogo que "impulse alternativas parlamentarias" a la acción de Gobierno de Mariano Rajoy

EFE

Whatsapp
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se estrechan la mano. Foto: EFE

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se estrechan la mano. Foto: EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha tomado sus primeras decisiones de calado después de asumir oficialmente el liderazgo del partido y, de momento, ha rectificado la postura del PSOE sobre el Tratado de Libre Comercio con Canadá y se ha citado con Pablo Iglesias y Albert Rivera.
Sánchez e Iglesias han hablado esta mañana por teléfono durante media hora y han quedado en reunirse el martes que viene en el Congreso para iniciar un espacio de diálogo y trabajo conjunto.

El líder del PSOE planteará al secretario general de Podemos la necesidad de impulsar conjuntamente y con otras fuerzas "un plan de rescate para jóvenes" mientras que Iglesias le insistirá en la necesidad de explorar opciones para sacar al PP del Gobierno.

Durante la conversación, ambos líderes han abordado la situación social y política de España, la corrupción, y Cataluña.

En un comunicado conjunto, Sánchez ha valorado "muy positivamente" la conversación para crear un espacio de diálogo que "impulse alternativas parlamentarias" a la acción de Gobierno de Mariano Rajoy.

Pablo Iglesias, por su parte, ha aplaudido la invitación de Sánchez al diálogo y ha asegurado que la reunión del martes es un primer paso para una colaboración necesaria para construir una alternativa al PP.

No obstante, el líder de Podemos ha asegurado que respetarán los "ritmos" y "tiempos" del PSOE respecto a la posibilidad de presentar una nueva moción de censura a Mariano Rajoy, un asunto del que empezarán hablar en la reunión del martes.

"Nosotros vamos a respetar los ritmos del PSOE, nuestra posición es clara, para nosotros es urgente sacar al PP de las instituciones, pero vamos a ser respetuosos con las estrategias que tenga el PSOE", ha dicho Iglesias en los pasillos del Congreso.

Pedro Sánchez también ha hablado hoy con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, con el que ha acordado mantener una reunión la próxima semana para hablar de iniciativas "constructivas" que materialicen el cambio, por ejemplo, relacionadas con la regeneración democrática y un plan de rescate para jóvenes.

De forma concreta, el presidente de la formación naranja le ha propuesto hablar de la reforma de la Ley Electoral, del objetivo de déficit, presupuestos, limitación de los mandatos presidenciales y la supresión de los aforamientos, entre otros temas.

Además de los contactos con los líderes de otros grupos parlamentarios, la nueva dirección del PSOE de Pedro Sánchez ha dado orden de reconsiderar el apoyo de los socialistas al Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Canadá, el conocido como CETA, pese a que ayer mismo le dio su voto favorable en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso.

Cristina Narbona, presidenta del PSOE desde el pasado domingo, ya anunció ayer que su partido no apoyaría ese tratado cuando pase por el pleno del Congreso, previsiblemente el jueves de la semana que viene.

"No lo vamos a apoyar", ha avanzado Narbona, que ha argumentado que este tipo de acuerdos internacionales tienen que redefinirse "para no concentrar más poder en las grandes corporaciones a costa de derechos".

Fuentes del PSOE han confirmado a EFE que la Comisión Ejecutiva del PSOE decidirá en su reunión del próximo lunes el sentido del voto, aunque todo indica que los socialistas de decantarán por la abstención.

Al conocer la marcha atrás del PSOE, Pablo Iglesias se ha felicitado del cambio de postura de los socialistas porque, a su juicio, puede ser "un paso" que acerque futuros acuerdos entre ambas formaciones políticas.

Diálogo entre los grupos que para el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, es un mero "teatrillo" montado por Pedro Sánchez, el mismo "teatrillo" que obligó a repetir las elecciones en junio de 2016.

Hernando le ha advertido de que si quiere "virar y chocar contra los arrecifes" está en su derecho pero lo más probable es que "se hunda".
"Le pido sosiego y serenidad, que piense y medite y se dedique a hacer propuestas positivas para el conjunto de los españoles, y no intente poner zancadillas", ha avisado.

Temas

Comentarios

Lea También