Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Noticias Emergencia sanitaria internacional

Pimec cifra en 200 millones las pérdidas para pimes por la suspensión del Mobile

La organización del Mobile se aferra a razones de «fuerza mayor» para esquivar asumir las indemnizaciones, mientras las causas de la cancelación siguen sin estar del todo claras

C. REINO/EFE

Whatsapp
Dos personas en los aledaños de la Fira Barcelona, donde el día 23 debía comenzar el Congreso Mundial de Móviles. FOTO: FONTCUBERTA/EFE

Dos personas en los aledaños de la Fira Barcelona, donde el día 23 debía comenzar el Congreso Mundial de Móviles. FOTO: FONTCUBERTA/EFE

La patronal Pimec ha cifrado en 220 millones de euros las pérdidas que supondrá para las pymes la suspensión del Mobile World Congress (MWC) de 2020 por el coronavirus. Según la patronal catalana, los sectores especialmente afectados son la hostelería, la restauración, el comercio, los servicios de movilidad y las tecnológicas. La entidad lamenta la cancelación del congreso este año, por las consecuencias económicas. Sin embargo, mostró su apoyo a la junta de la GSMA, la entidad organizadora del Mobile, ante la «difícil y excepcional decisión» que ha tenido que tomar a raíz de la preocupación y el miedo global por el brote de coronavirus.

GSMA y todas las instituciones implicadas –Gobierno central, Generalitat y los Ayuntamientos de Barcelona y L’Hospitalet de Llobregat– comparecieron ayer para trasladar un mensaje de unidad y de compromiso de que seguirán trabajando para que la edición de 2021 se celebre en la capital catalana. Las causas de la cancelación de la que iba a ser la inminente edición no están del todo claras, más allá de la alarma global generada por el coronavirus.

«Era imposible»

Los organizadores sostienen que el certamen, que debía abrir puertas entre el 23 y el 27 de febrero, «era imposible celebrarlo». Según expusieron, se trata de una situación de «fuerza mayor». «Es imposible realizar este evento teniendo en cuenta la coyuntura y las causas de fuerza mayor», afirmó el director general de la GSMA, Mats Granryd. Argumenta cuestiones de «salud y seguridad» y también de «reputación». «Cancelamos por el coronavirus y por otras circunstancias», señaló el CEO de GSMA, John Hoffman.

El ejecutivo apuntó al hecho de que durante cuatro días debían llegar a Barcelona unos 8.000 altos cargos de las compañías más relevantes del sector y no podían hacerles pasar por la situación de tener que someterse a medidas preventivas de posibles «cuarentenas».

La reducción de la feria era una buena opción, según los organizadores, pero los participantes les advirtieron de que no asistirían. En relación al aplazamiento, aclararon que es «imposible predecir» cuándo remitirá esta situación.

El contrato entre GSMA y Fira de Barcelona estipula que el certamen se quedará hasta 2023.

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2020, Pablo Iglesias, afirmó también ayer que «no había ninguna situación de alarma sanitaria» que justificara la cancelacióne.

En esa misma línea se expresó el Gobierno a través de un comunicado, en el que subrayó que la decisión de GSMA «no obedece a razones de salud pública» porque España cuenta con un sistema sanitario que ofrece «plenas garantías» para el coronavirus. El Ejecutivo entiende que, «con la información disponible, no hay razones de salud pública para no celebrar eventos de este tipo en nuestro país».

Aviso para navegantes

Hoffman evitó cuantificar el coste en indemnizaciones. Pero al esgrimir motivos de «fuerza mayor» ya está avisando que no tiene intención de asumir una factura millonaria: estaba previsto que participaran 2.800 firmas. Las 30 que habían decidido no acudir asumen el coste al darse de baja previamente. Pero el resto, no. La organización no tiene intención de pagar o al menos tratarán de reducir al máximo los costes y que quien asuma las cargas sean las aseguradoras, alegando causa mayor. «Los términos de los contratos estarán basados en lo que diga su contrato sobre situaciones de fuerza mayor», dijo Hoffman.

Posible encuentro de startups

Tras la cancelación del Mobile, diferentes actores públicos y privados de Barcelona empezaron a moverse ayer mismo para que no se dé todo por perdido y se aprovechen los días en los que se iba a celebrar la muestra para organizar algo que gire alrededor de las starups.

Por otra parte, expertos de la escuela de negocios IESE consideran que interrupciones en las cadenas de suministro procedentes de la China es el principal riesgo, y que podría convertirse en una rémora para la economía española, si se agrava la crisis del coronavirus.

Temas

Comentarios

Lea También