Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Rajoy ridiculiza a Pedro Sánchez

Nuria Vega

Whatsapp

Mariano Rajoy ejerció ayer de jefe de la oposición frente al PSOE y de ‘coach’ en sus propias filas. Las huestes alicaídas del PP aplaudieron a rabiar el discurso del presidente en funciones y en esa clave debió entenderse la socarronería del líder de los populares y su puesta en escena. En 40 minutos tasados, Rajoy sacó toda su artillería para ridiculizar a Pedro Sánchez y denunciar el «bluf», el «fraude» y la «impostura» de una estrategia que ha llevado al PSOE a un pleno de investidura fallido.

Los populares no olvidan que Albert Rivera se ha nutrido en buena parte de su electorado desencantado. Por eso no desaprovechan cualquier oportunidad para señalar a los votantes que Ciudadanos está dispuesto a llevar a un socialista a la Moncloa.

«Haga presidente a Sánchez si quiere que se suban los impuestos y se supriman las diputaciones, pero no me obligue a mí», le espetó Rajoy. Un comentario que el líder del partido centrista atribuyó a «la pereza» del jefe del Ejecutivo para intentar sacar adelante su propia investidura. Esa fue, de hecho, una de las críticas a las que más recurrió también el candidato del PSOE. Hoy por hoy es el talón de Aquiles de Rajoy. Pero el jefe del Ejecutivo ha ensayado en el último mes su defensa. «No engañé a nadie –incidió–, ni al Rey ni a esta Cámara ni al conjunto de los españoles». Sin el PSOE no había coalición posible y, a su entender, el bloqueo político tiene un nombre propio, Pedro Sánchez. De ahí que si el líder socialista no logra los favores de Podemos y depende de Rajoy para gobernar, se convocarán nuevas elecciones. Las posibilidades de entendimiento parecen dinamitadas entre los dos candidatos.

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También