Rivera, "un tipo asombroso"

Candidatos en serie. El candidato de Ciudadanos es como el Barney Stinson de ‘Cómo conocí a vuestra madre’: se quieren a sí mismos, dominan la estrategia dialéctica y se les dan bien los trucos de magia

Mikel Labastida

Whatsapp
Barney Stinson, uno de los protagonistas de la serie ‘Cómo conocí a vuestra madre’, y Rivera tienen rasgos comunes. FOTOS. DT/EFE

Barney Stinson, uno de los protagonistas de la serie ‘Cómo conocí a vuestra madre’, y Rivera tienen rasgos comunes. FOTOS. DT/EFE

En ‘Cómo conocí a vuestra madre’ el verdadero misterio no era saber de quién eran los hijos de Ted sino en qué trabajaba Barney Stinson, el más carismático en el popular quinteto de la ficción. Conocíamos que su nómina la pagaba, y bastante bien, la corporación AltruCell pero su cargo en esta firma nunca estuvo demasiado claro. Al final los responsables de la serie decidieron inventar un puesto para él, que respondería a las siguientes siglas: P.L.E.A.S.E. (Provide Legal Exculpation And Sign Everything), cuya traducción vendría a ser «proporcionar una coartada legal y firmar todo lo que le pusieran delante». Que tal vez sea un puesto que también desempañase Albert Rivera en La Caixa, aunque entrase allí en calidad de abogado.

Del líder de Ciudadanos sabemos que participó en la Liga de Debates Universitarios, cuyo título nacional ganó en el año 2001 en Salamanca, un galardón que también podría haber conseguido el personaje de la telecomedia americana, que se caracterizaba por sus juegos de estrategias y por sus frases para encandilar a cualquiera. «No siempre fui tan asombroso como lo soy hoy» o «cada vez que comienzo a sentirme triste, dejo de estar triste y comienzo a sentirme asombroso» son algunas de sus más populares máximas, que no desentonarían en el ideario del secretario general de la formación naranja. Se suele querer bastante, la verdad. Aunque curiosamente su último comentario, que se convirtió en viral, descubría otra cara. Se lo soltó a Pedro Sánchez en el segundo debate electoral: «¿Ya ha acabado usted de mentir? Ahora me toca a mí» (propia de una ‘sit-com’).

En esa cita televisiva descubrimos que tiene algo más en común con Barney Stinson y es el gusto por la magia. Al protagonista de la comedia le hemos visto en un buen número de ocasiones, dentro y fuera del McLaren’s, hacer aparecer y desaparecer diversos objetos, un truco que Rivera también demostró en los formatos de TVE y Antena 3. En ellos se sacó de la chistera marcos de fotos, gráficos, cartones pluma, tesis electorales y pergaminos (este último le costó más que se dejase de ver).

Al político catalán lo conocimos sin ropa. En 2006 el cartel de su partido presentaba al entonces candidato a la Generalitat de cuerpo entero, desnudo y tapándose los genitales con las dos manos, como símbolo de transparencia y sencillez. «La fórmula del hombre desnudo funciona», aseguró también Barney para explicar que una manera de sorprender a una cita era liberándose de cualquier vestimenta.

Temas

Comentarios

Lea También