Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Roma erradicará los asentamientos gitanos

El plan comenzará con la supresión de dos asentamientos: "La Barbuta" y "La Monachina"

EFE

Whatsapp

El Ayuntamiento de Roma aprobó hoy un proyecto para erradicar los asentamientos de personas gitanas en la capital italiana y fomentar su inclusión social a través de planes de empleo, educación, vivienda y salud.

El proyecto se financia con fondos europeos de 3,8 millones de euros y tiene como objetivo acabar con el aislamiento y la marginación que los caracterizan y garantizar a todos los ciudadanos los mismos derechos y deberes, dijo hoy en rueda de prensa la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi (Movimiento 5 Estrellas).

El plan comenzará con la supresión de dos asentamientos que son "La Barbuta", que cuenta con 656 personas en alrededor de 100 núcleos familiares, y "La Monachina", con 115 personas de 30 familias aproximadamente. La idea es cerrarlos en dos años para que durante este periodo de tiempo las familias que quieran dejar de vivir los campos los abandonen de forma progresiva.

El ayuntamiento anunció que se desarrollarán protocolos de colaboración con los distintos entes públicos que permitirán que los campos sean poblados por personas "autosuficientes económicamente" y que, por tanto, no tengan derecho a recibir ayudas públicas.

En cuanto a la escolarización, el plan prevé favorecer este proceso controlando las inscripciones, la frecuencia y los resultados de los menores en las escuelas primarias y secundarias, además de su participación en la educación universitaria.

Tres hermanas rumanas de 20, 8 y 4 años murieron en el incendio de la caravana en la que dormían con su familia

El ayuntamiento romano confía en que el aumento del empleo entre la población nómada contribuya a "disminuir la tasa de criminalidad" y a "eliminar el trabajo en negro".

 

Para ello se organizarán cursos de formación para actividades de emprendimiento a nivel local y se favorecerá la creación de empresas individuales y cooperativas mixtas de servicios.

En el campo sanitario se informará sobre el derecho a la salud y su modalidad de acceso, y se analizarán las necesidades de la población en este ámbito, con especial atención a los menores.

También se anunciaron "medidas temporales" para las personas en condiciones de riesgo que viven en los asentamientos y que fueron incluidas en el último censo, que contó a 4.500 personas gitanas nómadas viviendo en las nueve "aldeas equipadas" reconocidas como tales por las instituciones capitolinas.

Los asentamientos por los que se comenzarán, "La Barbuta" (a unos 15 kilómetros del centro de Roma y a los pies del aeropuerto de Ciampino) y "La Monachina" (al oeste de la ciudad, a menos de 15 kilómetros del Vaticano), han vivido diversos sucesos negativos en los últimos años.
El caso más reciente ha sido el de tres hermanas rumanas de 20, 8 y 4 años que el 10 de mayo murieron en el incendio de la caravana en la que dormían con su familia en el barrio de Centocelle, donde vivían tras haberse trasladado desde "La Barbuta" un mes atrás.

El incendio fue provocado por dos hombres también de etnia gitana y los medios locales especularon con la posibilidad de que se tratase de una venganza que se remontaría a los tiempos en los que la familia afectada vivía en el campo de "La Barbuta".

La alcaldesa de Roma celebró que la clausura de estos asentamientos vaya a evitar que "los fondos públicos" terminen "en los bolsillos de la mafia", como ha ocurrido en el pasado. 

Temas

Comentarios

Lea También