Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Sabes cuándo necesitas un abogado?

Una de las profesiones más comunes, y que más relevancia tiene en la sociedad.

Redacció

Whatsapp
¿Sabes cuándo necesitas un abogado?

¿Sabes cuándo necesitas un abogado?

El mundo legal es tan amplio como complejo. Hay tantos campos que se rigen por leyes, que a menudo nos cuesta saber cuándo nos hace falta un abogado experto, y si este experto debe ser un abogado o se puede recurrir a otro tipo de profesionales. Si quieres conocer algunos de los perfiles que te pueden ayudar y en qué ocasiones lo pueden hacer, aquí tienes una pequeña guía de referencia.

Abogados: no todos son para lo mismo

Parece que esto lo tenemos claro. Cada causa requiere de un abogado especializado en dicha praxis que nos represente y vele por nuestro intereses. Para casos relacionados con herencias, divorcios o custodias, por ejemplo, nos hará falta recurrir a un abogado civil, que conozca todo lo que se necesita para llegar a acuerdos, tramitar solicitudes, etc.

En cambio, si tenemos que enfrentarnos a una causa penal, no podemos contar con este tipo de abogados. Quizás tengamos confianza con alguno, aunque consciente de las limitaciones de su especialidad, probablemente nos indique quién nos puede ayudar mejor. Y lo mismo se puede decir si la causa es de otro tipo.

Por ejemplo, un abogado laboralista nunca se planteará tratar con nosotros si el caso es de índole financiera. Lo cierto es que los fundamentos del derecho son los mismos, pero las ramificaciones son tantas que estar al día con todas ellas es sencillamente imposible. Por ello, lo habitual es que en un mismo bufete trabajen abogados especializados en diferentes campos del derecho. De no ser así, como buenos profesionales que son, se lo indicarán a quien busca sus servicios.

Notarios: más allá de los tribunales

En el mundo del derecho hay otra figura conocida, aunque no suele salir de su despacho. Se trata de los notarios, cuya función es dotar de validez legal a determinados documentos.

En ciertos aspectos, un notario puede aliviar las cargas que tienen los juzgados, ya que una firma en un contrato puede ayudar a agilizar sentencias y trámites. Un campo reciente en el que colaboran es en la recuperación de deudas, que con un monitorio notarial permite una acción jurídica más rápida y protege al acreedor frente a movimientos de un moroso que dificulte el cobro por pérdidas de tiempo o largos procesos.

Asesores: todo lo que necesitas saber

Más allá del mundo judicial, aunque dentro de lo legal, se encuentra la figura del asesor. Estos expertos están cualificados para atender consultas y prestar servicios a clientes particulares, empresas y autónomos, como comenta Plus Gestió. En caso de tener alguna duda respecto al tipo de trámites que se requieren para tenerlo todo regulado, como seguros, contratos o gestiones de cualquier clase, un asesor no solo puede indicarnos que y cómo hacerlo. También se puede encargar en muchas ocasiones de hacerlo por nosotros, lo cual nos permite ahorrar tiempo y, en más de una ocasión, dinero.

Como puedes apreciar, no siempre nos hace falta contratar un abogado. A veces podemos necesitar otro tipo de profesional para que nos ayude. Eso si, siempre hay que contar con expertos en sus respectivas áreas.


Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También