Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Noticias Ensayo

Sánchez Cervelló relata las guerras de Borso di Carminati contra el absolutismo

Luchó en Italia, España, Francia y Portugal y recaló en Tarragona en 1821 donde tiene anécdotas destacables

GLORIA AZNAR

Whatsapp
El decano Josep Sánchez Cervelló con su libro en el Campus Catalunya. FOTO: ALBA MARINÉ

El decano Josep Sánchez Cervelló con su libro en el Campus Catalunya. FOTO: ALBA MARINÉ

«Cuando Borso di Carminati estuvo en Tarragona, vivía en una casa que le había alquilado una señora. Un día descubrió que la casera le revolvía la bolsa donde tenía el dinero y le preguntó el motivo, a lo que la mujer le respondió que «su cura le había asegurado que haciendo daño a los liberales obtendría el Paraíso». Esta es una de las anécdotas que explica el decano de la Facultat de Lletres de la Universitat Rovira i Virgili (URV), Josep Sánchez Cervelló, en el libro El general Borso di Carminati. Héroe de cuatro patrias: Italia, España, Francia y Portugal editado por Prensas de la Universidad de Zaragoza y la URV.

Se podría decir que Borso di Carminati fue el primer brigadista internacional, mucho antes de la Guerra Civil española. «La cuestión de fondo es que el siglo XIX es muy complejo porque se producen las independencias americanas y también una ruptura con el Antiguo Régimen y, por tanto, con la monarquía, que había sido absoluta y es atacada por los postulados liberales. Y esto cambia el panorama de Europa».

En este contexto, es crucial la figura de Borso quien de padres italianos de buena familia, nació en Málaga. Luchó contra el absolutismo en media Europa. «Él tuvo un papel muy activo en la proclamación de la constitución de Génova por lo que tras el fracaso de la revolución se embarca con destino a Barcelona. Pero a causa de una tormenta acaba llegando a Tarragona. Era 1821», explica Sánchez Cervelló, quien a través de este militar puede contar una parte de este siglo convulso. «En España, la guerra contra el absolutismo se produce básicamente en Catalunya. Pero en 1823 se tiene que ir a Málaga. De allí a Gibraltar y a Inglaterra, donde trabaja como profesor de lengua italiana durante una temporada. Pero él era un hombre militar, por lo que de allí se va a Francia donde combate a favor de Luis Felipe de Orleans, hecho por lo que lo condecoran después. También luchó en Portugal y posteriormente de nuevo en España contra los carlistas», señala.

El interés del historiador en el personaje se remonta a dos décadas atrás. «Cuando estaba preparando mi tesis doctoral en Lisboa, esperando a que me trajeran un dossier descubrí en las estanterías un documento en el que la mujer de Borso se quejaba a María II de Portugal de que habían fusilado a su marido en Zaragoza. Yo en aquel entonces no sabía quién era Borso y me puse manos a la obra. Pensé que no podía ser que toda la vida me hubiera dedicado al siglo XIX y XX y que no supiera de su existencia. A partir de aquel momento estuve trabajando en el libro de forma intermitente», revela el historiador.

Héroe o villano

«Es un héroe, como también lo fueron los miembros de las Brigadas Internacionales, una persona que luchó por una patria que no era la suya».

En relación a su muerte, Sánchez Cervelló comenta cómo de radical liberal pasó a moderado. «Llegó a España como coronel y acabó como general y no fue general de división por su enfrentamiento con el sector más radical del liberalismo». En este sentido, añade que «en Chiva derrotó a los carlistas y les garantizó que si se rendían tendrían cuartel, lo que quiere decir que no los mataría. Borso quería cumplir la palabra dada, pero el capitán general, Van Halen pidió la muerte de los derrotados. Halen era un peligro para la humanidad entera. Tenía una tradición de traiciones múltiples. Y este es el origen del distanciamiento».

Finalmente Borso di Carminati fue fusilado por los suyos propios en Zaragoza en 1841 por conspirar en contra de Espartero.

Temas

Comentarios

Lea También