Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Se acerca el fin del autoproclamado "califato" del Estado Islámico en Siria

Fuerzas kurdas intentan evacuar a civiles antes liberar el último territorio en el que se atrincheran los yihadistas

EFE

Whatsapp
Se acerca el fin del autoproclamado

Se acerca el fin del autoproclamado "califato" del Estado Islámico en Siria

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza liderada por milicias kurdas y apoyada por EE.UU., buscan evacuar a los civiles que se encuentran en el último enclave del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el este de Siria, antes de declarar el fin de su autoproclamado "califato". El portavoz de las FSD, Mustafa Bali, dijo a Efe que las operaciones militares han sido "suspendidas completamente en este momento" debido a la presencia de miles de civiles en el último territorio en el que se atrincheran los yihadistas, en la provincia nororiental de Deir al Zur. "Estamos intentando aislar a los milicianos del EI" en esa área, agregó Bali.

Asimismo, detalló que los radicales tienen en sus manos a algunos efectivos de las FSD, así como a otros prisioneros, "sirios y extranjeros, entre los que se encuentran periodistas, activistas y clérigos". Bali afirmó que sus hombres tomaron el control de las poblaciones Al Safafina y Al Marashida, en el oeste del distrito de Al Baguz, y cercaron a los radicales en el barrio Al Sheij Hamd, en el noreste de Al Baguz, en una superficie de unos 700 metros cuadrados. El portavoz destacó que desde el punto de vista militar se puede afirmar que el área ha "caído" porque está "bajo el fuego" de las FSD, pero aún no bajo su control absoluto.

Por otra parte, un comandante militar de las FSD, Adnan Afrin, dijo a Efe que la localidad de Al Baguz y los campos de cultivo cercanos en las que se encontraban los terroristas han sido tomados por las FSD, que han cesado las operaciones en la zona "para asegurar la salida de los civiles". Las personas que permanecen en el área son "familiares" de los yihadistas, en su mayoría "mujeres y niños", por lo que las FSD los consideran civiles y no combatientes, detalló el comandante.

Asimismo, consideró que las declaraciones del presidente estadounidense Donald Trump, que ayer aseguró que haría un anuncio importante sobre Siria en las siguientes 24 horas, no están vinculadas a los "cálculos" de los que combaten sobre el terreno. "El presidente Trump tiene su propia información y nosotros sobre el terreno tenemos nuestros cálculos", dijo Afrin. Anteriormente, otro portavoz de las FSD, Kino Gabriel, aseguró que esta mañana se desarrollaron combates en varios puntos de Al Baguz, en un área de unos 700 metros cuadrados, donde se atrincheran los yihadistas. Gabriel quiso dejar claro que la ofensiva contra los radicales aún no ha terminado y que las FSD continúan luchando contra los que permanecen en la zona.

Por ello, las FSD no anunciarán el "fin" del EI hasta acabar con los últimos bolsillos de resistencia y hasta liberar a los prisioneros que están en sus manos. El comandante de la ofensiva de las FSD contra el EI, Ciya Firat, dijo en declaraciones a la prensa recogidas por la agencia de noticias kurda Hawar que pronto ofrecerán "buenas noticias al mundo entero" respecto al final del grupo extremista, sin fijar un marco de tiempo determinado.

En las fases anteriores de su ofensiva Tormenta de Al Yazira, en el marco de la cual las FSD han arrebatado amplias regiones a los yihadistas en el norte y el este de Siria, las milicias han sido muy cautelosas a la hora de anunciar sus victorias y no lo han hecho hasta estar en control de las localidades que conquistaron, incluida la ciudad de Al Raqa, "capital" del califato del EI.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseguró hoy que los yihadistas que permanecen en la zona de Al Baguz son los fugitivos que no aceptaron un "pacto no anunciado hasta el momento" con las FSD para entregarse, en virtud del cual un total de 440 radicales se habrían rendido a sus enemigos, tras haber perdido el control de sus últimos territorios en los pasados días.

Las FSD, apoyadas por la coalición internacional liderada por EE.UU., lanzaron hace una semana la "batalla final" para expulsar al EI de las últimas zonas habitadas al este del río Éufrates, después de haberle arrebatado las otras localidades del este de la región desde el pasado mes de septiembre.

Sin embargo, el EI aún tiene presencia en algunas zonas desérticas de Siria, pero su expulsión de Al Baguz representa el fin del llamado califato y del yugo al que sometieron a muchas poblaciones y sus residentes desde mediados de 2014.

Temas

Comentarios