Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Se busca, se ofrece...

Pickit! permite vender, intercambiar y ofrecer conocimiento y habilidades

Núria Riu

Whatsapp
Txema Combalía muestra Pickit!, para compartir servicios y habilidades. Foto: Lluís Milián

Txema Combalía muestra Pickit!, para compartir servicios y habilidades. Foto: Lluís Milián

Se ofrece chica responsable para canguro, nativo hace clases de inglés, se hacen pequeñas reparaciones. Y así un largo etcétera de mensajes inundan las farolas o carteleras de nuestras calles. Hasta que llega un día en el que uno necesita uno de estos servicios y no hay forma de encontrar ayuda.

De hecho, esto es lo que le pasó al tarraconense Txema Combalía. Se iba de vacaciones y tenía que pasar la ITV. Ante la frustración de que nadie pudiera ayudarle, este ingeniero mecánico empezó a idear una aplicación en la que se vende y se intercambia conocimiento y habilidades personales.

Pickit! empezó a tomar forma hace un año. Para este nuevo proyecto de economía colaborativa, Combalía se sumergió en foros, en los que detectó los puntos fuertes y las carencias de lo que ya estaba funcionando. «Yo no había hecho nunca una aplicación, pero me di cuenta de que no había nada similar, ya que a diferencia de Wallapop, en la que se venden objetos, aquí estamos hablando exclusivamente de servicios», describe su promotor.

Cuando el usuario se descarga la aplicación, si quiere participar de forma activa, indica sus habilidades, geolocalización y el coste. En este sentido, puede fijar un precio, indicar si es negociable o si prefiere el trueque. Éstas habilidades son el parámetro de búsqueda para la persona que ‘compra’ el servicio. Y, por ello, puede acceder a la puntuación además de los comentarios que han dejado aquellos usuarios que han decidido compartir su experiencia.

La aplicación dispone de hasta doce categorías diferentes, que se dividen en hasta 55 subcategorías en las que se puede contactar para pasear el perro, hacer una tarta de aniversario o el mantenimiento de bicicletas. Pese a ello, su impulsor asegura que el objetivo es que sea una aplicación «viva» que «periódicamente va actualizándose y mejorando con nuevas categorías y oportunidades».

Desde que salía al mercado hace tres meses, unas 300 personas se han descargado una aplicación totalmente gratuita que busca ahora sumar descargas para que puedan fluir las relaciones entre la comunidad de usuarios. Para ello, Txema Combalía ha iniciado una campaña de difusión en las redes sociales centrándose en captar un target «que ya utiliza este tipo de aplicaciones y que pueden tener interés en conseguir unos ingresos extraordinarios ofreciendo clases de inglés o lo que sea».

Además del colectivo de jóvenes, Combalía cree que también representa una oportunidad para los autónomos que «tienen una nueva plataforma para anunciarse y conseguir clientes».

Pickit! es un proyecto que arranca con una inversión inicial de 5.000 euros y que quiere hacerse grande en la capital catalana para poder plantearse a continuación retos más ambiciosos.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También