Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Se entrega uno de los tres sospechosos por la masacre del "Charlie Hebdo"

En una localidad junto a la frontera con Bélgica
Whatsapp
Los hermanos Said y Cherif Kouachi, buscados por la policía francesa. Foto: EFE

Los hermanos Said y Cherif Kouachi, buscados por la policía francesa. Foto: EFE

Uno de los tres sospechosos de haber participado en la masacre contra el semanario "Charlie Hebdo", en la que murieron doce personas, se ha entregado a la policía en la localidad de Charleville-Mézières, junto a la frontera con Bélgica.

Mourad Hamyd, de 18 años, se rindió a la policía tras haber supuestamente colaborado en los crímenes cometidos por los hermanos Said y Cherif Kouachi, de 34 y 32 años, cuyas identidades han sido difundidas por la policía para pedir la colaboración ciudadana en su búsqueda, señalaron los medios franceses.

Hamyd se ha entregado de forma espontánea y voluntaria a las 23.00 horas locales tras haber visto su nombre circular en las redes sociales, según la prensa francesa, lo que abre interrogantes sobre su verdadera implicación en los crímenes.

Mientras, la policía francesa ha difundido un aviso dirigido a toda la ciudadanía en la que identifica a los dos presuntos autores materiales y alerta de que estos son "susceptibles de ir armados y son peligrosos", según la prefectura de París, que especifica que existe una orden de busca y captura contra ellos.

Junto a sus nombres se han difundido también sus fotografías para facilitar su localización y se pide cualquier información que pueda conducir a su actual paradero.

Según la web del diario "Metronews", Chérif Kouachi fue juzgado en 2005 por formar parte de una célula de envío de yihadistas a Irak, que habría reclutado a una decena de jóvenes para ir a combatir a Irak entre 2003 y 2005.

Fue condenado entonces a tres años de prisión, la mitad de los cuales quedaban exentos de cumplimiento.

El gobierno francés ha elevado al nivel máximo la alerta antiterrorista y ha movilizado a más de 3.000 miembros de las fuerzas de seguridad en la operación de busca y captura.

Temas

  • INTERNACIONAL

Comentarios

Lea También