Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Segarreta se hace mayor y estrena nave en Santa Coloma de Queralt

Esta microcervecería se ha trasladado para dar respuesta a su creciente demanda y hacerse un hueco en el mercado europeo

Montse Plana

Whatsapp
Sergi Torres y su pareja Anna Farré en la tienda habilitada en las nuevas instalaciones de Segarreta, en Santa Coloma. Foto: Alba Mariné

Sergi Torres y su pareja Anna Farré en la tienda habilitada en las nuevas instalaciones de Segarreta, en Santa Coloma. Foto: Alba Mariné

De una ‘simple’ nave de producción, a unas instalaciones con historia y encanto; de la elaboración de 18.000 litros de cerveza anuales, a 72.000; de Santa Coloma de Queralt al mundo. Este es el sueño hecho realidad de Sergi Torres y su microcervecería la Segarreta.

Su aventura empezó en 2007 después de estudiar el grado superior de Industria Alimentaria y su posterior viaje a Bélgica, donde este joven emprendedor descubrió su pasión para la cerveza. Inicialmente, era todo muy casero, entre amigos y familiares, pero gustó y en 2011 Torres constituyó la Segarreta al lado de dos socios amigos suyos: Bernat Aubia y Olivier Sepulchre.

Ahora, cinco años más tarde de ese primer paso hacia la profesionalización, aquellos proyectos de futuro que hace tan solo unos meses parecían imposibles de alcanzar, empiezan a despegar y lo hacen con mucha fuerza. ¿El motivo? Segarreta ya cuenta con nuevas instalaciones, ubicadas en el número 25 de la calle de la Mercè de Santa Coloma de Queralt, edificio que acogió la antigua fábrica de cintas Cal Pomés hasta su cierre en 2011.

La nave cuenta con 600 metros cuadrados y 300 más de patio exterior. Y lo más importante, «tiene una historia», destaca Torres, y es que si una cosa quería este joven era que el nuevo edificio estuviera vinculado de alguna forma con el pasado de Santa Coloma, «que no fuese una simple nave industrial», añade.

Con este cambio de ubicación, la empresa dispone de más capacidad de producción y, por lo tanto, la exploración de nuevos mercados, principalmente europeos, se dibuja como una opción más que asequible. De esta forma, la microcervecería podrá dar respuesta a su actual demanda, además de ampliar horizontes.

No obstante, para lograr estos objetivos de crecimiento es necesario incrementar inversiones, pero parece que este no está sido un problema. «En el momento que se supo que estábamos trabajando con el cambio de ubicación, empezamos a recibir ofertas de personas interesadas en invertir», cuenta Sergi Torres.

Fruto de esos contactos, ahora la empresa cuenta con un total de cinco socios, dos más que hace tan solo un año. Así, los tarraconenses Ignasi Brufau y Sergi Bru se han incorporado en el proyecto.

Triplicar la producción

Segarreta está elaborando actualmente cerca de 18.000 litros anuales, pero con las previsiones de crecimiento, Sergi Torres espera poder triplicar esta cifra y situarse a los 72.000 litros cara la próxima primavera, que representarían unos 6.000 mensuales.

Para lograr este hito, la empresa está trabajando para ampliar el número de empleados con la contratación de cuatro personas más, además de adquirir nuevas fermentadoras. Cabe destacar que hasta el momento, únicamente Torres se encargaba de la producción.

Gracias a este crecimiento, Segarreta seguirá dando cobertura a sus clientes habituales: bares, restaurantes y establecimientos especializados de toda España, desde el mismo bar de Santa Coloma, a Madrid, Valladolid, Zaragoza, Getxo (País Vasco), San Esteban de Litera (Huesca), además de Barcelona, Cervera, Girona, Reus, Terrassa, Vilafranca del Penedès o Sabadell.

El mercado internacional también ya se ha empezado explorar a través de países como Estados Unidos o Japón, aunque de forma puntual. Es ahora, con el incremento de la producción, que Segarreta se plantea muy seriamente hacer el salto definitivo. Sergi Torres asegura que actualmente está teniendo contactos con un distribuidor a nivel europeo con la previsión de poder empezar a exportar casi de inmediato: en noviembre.

Un espacio abierto al cliente

Unas nuevas instalaciones que eran necesarias si Segarreta quería crecer a nivel productivo. Pero este no era el único motivo. «La cervecería se encontraba en una nave industrial que para nada era atractiva, y lo que quería era que la gente pudiera venir a tomar una cerveza en un espacio idóneo», comenta Torres.

Ahora, con el nuevo edificio, se ha habilitado una tienda donde se pueden adquirir tanto Segarreta como otras cervezas artesanas de la zona. Además, al lado derecho del obrador hay un espacio destinado a visitas y degustaciones. De hecho, la intención es abrir cada fin de semana la fábrica al público y poder organizar visitas y otras actividades, como conciertos.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También