Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sólo un 1,7% de los desempleados encuentra trabajo gracias al Inem

Los trabajadores con formación básica son los que presentaron la tasa de paro más elevada (28,18%), mientras que las más bajas se dieron entre los formados en matemáticos y estadística

David Valera

Whatsapp
Imagen de una oficina del Servei d´Ocupació de Catalunya en Tarragona. Foto: lluís milián

Imagen de una oficina del Servei d´Ocupació de Catalunya en Tarragona. Foto: lluís milián

Si algo ha puesto de manifiesto la crisis es la facilidad para perder el trabajo y la dificultad para encontrar otro. Y en esa segunda tarea tienen más éxito, en concreto el doble, las compañías de colocación privadas como las Empresas de Trabajo Temporal (ETT) que las agencias públicas (el antiguo INEM). Sin embargo, en ambos casos su tasa sigue siendo casi marginal sobre el número de asalariados. Así, el año pasado un total de 430.200 personas fueron contratadas a través de una ETT, lo que supuso el 2,9% del total, apenas una décima más que el 2,8% de 2014. Por su parte, un exiguo 1,7% de los asalariados (249.400 personas) lograron su trabajo gracias a una oficina de empleo pública, una cantidad todavía inferior al 2% del ejercicio precedente. Es decir, entre ambos sistemas apenas suman el 4,6%, según consta en los datos de la subencuesta de la EPA publicados por el INE.

La dificultad para encontrar un nuevo empleo se agudiza hasta extremos de que 1,4 millones de personas con experiencia laboral llevan tres años o más en paro. Esto supone un 0,2% más que el año anterior y equivale a casi un tercio (30,9%) del total de desempleados en este colectivo con experiencia previa.

Más temporalidad

Asimismo, los datos INE muestran el cada vez mayor peso que tiene el empleo temporal en el mercado laboral. Y es que el 48,8% de quienes se quedaron en paro en 2015 se debió a la finalización de su contrato (frente al 47,6 % de 2014). Una tendencia que puede crecer, ya que los últimos datos del Ministerio de Empleo muestran que nueve de cada diez nuevos contratos son temporales. Por su parte, el 12,4% de quienes se quedaron sin trabajo fueron despedidos (el 17% en 2014).

El año pasado también disminuyó un 4,9%, hasta 269.300 ocupados, las personas que pasaron a trabajar a tiempo parcial para cuidar a personas dependientes. Casi la totalidad de estos casos fueron mujeres, de las que el 58,6% consideraron que no hay servicios adecuados de atención para las personas dependientes o que no pueden costearlos.

Por su parte, los trabajadores con formación básica son además los que presentaron el pasado ejercicio la tasa de paro más elevada (28,18%), mientras que las tasas más bajas se dieron entre los formados en matemáticas y estadística (8,20%) y entre quienes contaban con estudios de derecho (9,58%).

El 61,34% de la población de 16 años y más contaba solo con programas de formación básica, seguido del 7,97% con estudios en enseñanza, comercial y administración, del 5,94% especializado en mecánica, electrónica y otra formación técnica, y del 4,38% formado en salud.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También