Noticias Loquillo Rocker

«Somos trabajadores esenciales»

Entrevista. Vuelta a la ‘normalidad’. Loquillo regresa hoy a los escenarios, en el primer experimento músico-tecnológico destinado a recuperar los conciertos en grandes recintos de Europa tras la pandemia

MIGUEL PÉREZ

Whatsapp
Loquillo en la promoción de ‘El último clásico’. FOTO: JAUME DE LAIGUANA

Loquillo en la promoción de ‘El último clásico’. FOTO: JAUME DE LAIGUANA

La cita con Loquillo es a las 21:30 horas en el WiZink Center de Madrid, con un aforo presencial de 1.700 personas -el rocker ha actuado aquí para más de 13.000- y una retransmisión en ‘streaming’ mediante el uso de tecnologías enfocadas a reproducir las sensaciones de un directo físico. Los ingresos se destinarán al Banco de Alimentos de Madrid.

¿Cómo afronta la vuelta a un auditorio tras la cuarentena y en este contexto inédito?

Con emoción, pero sobre todo con responsabilidad. Somos una banda de rock and roll español y es el momento de dar lo mejor de nosotros mismos. No vivimos en una realidad paralela.

¿Le preocupa la responsabilidad de esta noche al abrir el camino a una iniciativa que trata de recuperar la emoción de los grandes conciertos en unos tiempos donde es preciso reducir el público?

Nosotros vamos a ser pioneros de una hoja de ruta que hasta ahora es inexistente. Para la banda, es uno de los conciertos más importantes de nuestras vidas. Y todos los beneficios van destinado al Banco de Alimentos de Madrid. Hay que transmitir al público que puede ir a un concierto con plenas garantías de seguridad. Eso también garantiza nuestro trabajo como gremio.

Es un formato novedoso y rodeado de medidas de seguridad sanitaria. ¿Eso cambia mucho la perspectiva del show?

Este es un primer paso, hay que devolver a los espacios su alma, que son el público y sus artistas. Somos cultura y es un bien necesario. Somos trabajadores esenciales. Es el momento de dar la cara. Tenemos que adaptarnos al medio y trabajar con él.

¿Cómo ha llevado personalmente el confinamiento?

Con disciplina y actitud estoica. Con un horario que he cumplido basado en la lectura de los clásicos, la revisión del cine europeo de los setenta, la recuperación de las canciones que quedaron de ‘El Ultimo Clásico’, que han dado lugar al lanzamiento de ‘Sonríe’, que estrenamos hace unas semanas. También he podido repasar la biografía que está escribiendo Felipe Cabrerizo. En estas fechas, estaría entrando en estudio para la grabación de mi quinto disco de poesía dedicado a la obra de Julio Martínez Mesanza: ‘Europa’.

¿Qué o en quién pensará hoy en esos momentos previos a salir al escenario?

En aquellas personas que se han ido y no pueden estar entre nosotros.

En medio de esta crisis parece que solo aguantarán los fuertes. ¿Nos vemos abocados a una criba de artistas y bandas?

Como dijo el presidente Sánchez, nadie debe quedar atrás y eso incluye a todos los músicos, técnicos, artistas y bandas del país.

¿Está reaccionando tarde el Ministerio de Cultura a las urgencias del sector?

¿Si reacciona tarde? Yo creo que ni está ni se le espera. Las noticias que me llegan del entorno del ministerio son las de falta de comunicación y, sobre todo, empatía. Y eso que la cultura ha sido la gasolina del confinamiento y la música su banda sonora.

¿La sociedad saldrá de esta pandemia con más miedo y más conservadora en sus hábitos sociales?

Cuando te caes, hay que levantarse. No queda otra. Los ciudadanos han dado un ejemplo de responsabilidad y esperemos que los políticos terminen estando a la altura de los ciudadanos. Me preocupa, como a muchos, si esta pandemia terminará afectando a los derechos civiles e individuales.

Como todos los jóvenes, yo vine a llevarme la vida por delante’. ¿Pensará así la generación que ha sufrido la Covid-19?

Bienvenidos al siglo XXI. Quizás a partir de ahora se aprecien mucho más los valores sociales y humanos, y lo que realmente importa. No olvidemos que a toda una generación de españoles que vivieron la posguerra, lucharon por la democracia y ayudaron a familias en la crisis del 2008 se los ha llevado el coronavirus. La sanidad pública y la educación tienen que ser los pilares de la reconstrucción. Esto no puede volver a pasar.

Por último, ¿una canción para recuperar la esperanza en este periodo de caos?

‘That’s Life’, de Frank Sinatra.

Temas

Comentarios

Lea También