Más de Noticias

Soraya Sáenz de Santamaría buscará con instituciones catalanas diálogo más allá del "procés"

Este trabajo de contacto con el tejido municipal catalán ya ha comenzado, y de hecho, apuntan las fuentes, Sáenz de Santamaría se entrevistó hace poco con el primer teniente de alcalde de Empresa, Cultura e Innovación del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, del PSC

EFE

Whatsapp
La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor; la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría; y la ministra de Empleo, Fátima Báñez. FOTO: EFE

La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor; la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría; y la ministra de Empleo, Fátima Báñez. FOTO: EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, intensificará los contactos con las instituciones de Cataluña, en especial con los ayuntamientos, así como con el tejido empresarial, para buscar un diálogo que salga de la "monopolización" que ha causado el proceso independentista.

Fuentes de Vicepresidencia han recalcado que ésta será una de las prioridades que llevará a cabo la también ministra de Presidencia y para la Administración Territorial durante las próximas fechas, en las que seguirá viajando a Cataluña.

No obstante, este trabajo de contacto con el tejido municipal catalán ya ha comenzado, y de hecho, apuntan las fuentes, Sáenz de Santamaría se entrevistó hace poco con el primer teniente de alcalde de Empresa, Cultura e Innovación del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, del PSC.

El pasado día 2 el edil de los socialistas catalanes avanzó que el consistorio pretende recuperar los acuerdos con el Estado sobre la capitalidad cultural de Barcelona y que dicho reconocimiento se traduzca en apoyo económico.

Collboni transmitió esta petición el pasado el mismo día que Sáenz de Santamaría visitaba las obras de ampliación del aeropuerto de El Prat. Es hasta la fecha el último viaje de la vicepresidenta a Cataluña.

No sólo será ella la que protagonice estos contactos, sino otros ministros y secretarios de Estado, y así, las fuentes de Vicepresidencia han mostrado dos preferencias: Reus y Tarragona.

Con ambos municipios quiere el Ejecutivo tejer hilos de conexión fluida, pues el primero ha sido elegido para los actos y actuaciones enmarcados en la Capitalidad de la Cultura catalana para este año, en tanto que el segundo albergará en 2018 los Juegos del Mediterráneo tras el retraso de un año por problemas presupuestarios.

Sáenz de Santamaría y el Gobierno se volcarán en la organización de ambos eventos.

No serán los únicos contactos, ni se ceñirán únicamente al ámbito local. Sáenz de Santamaría tiene previsto conocer de primera mano la situación de las empresas y del sector industrial de Cataluña, bien mediante visitas, bien mediante reuniones con sus responsables o con sus asociaciones representativas.

Tal y como argumentan las fuentes, da la impresión de que la política catalana está tomada por el proceso independentista, así como el día a día de las instituciones.

Dicen las fuentes que esta impresión no se ajusta a la realidad, y más cuando los campos de trabajo y de relación bilateral abarcan muchas áreas.

Hoy, en la clausura del congreso nacional del PP, el presidente, Mariano Rajoy, ha dejado claro que no aceptará que haya consulta por la independencia, pero a la vez ha redoblado su voluntad de diálogo por cuanto "hay muchos temas sobre los que hay que hablar" entre administraciones.

El objetivo del Gobierno lo ha concretado el propio Rajoy: "ocuparse de los problemas reales" de los ciudadanos, lo que pasa en primer lugar por "recuperar las instituciones para que vuelvan a estar al servicio de los catalanes y no sólo al servicio del independentismo".

También ha pedido el presidente trabajar a diario por "reconstruir la cohesión interna de Cataluña", y sobre todo, su "modelo económico y social".

En suma, el Gobierno pretende llegar hasta el "día a día" de los ciudadanos de Cataluña.

Las palabras de Rajoy responden a una operación diseñada por el Gobierno hace tiempo, destinada fundamentalmente a evitar la "monopolización" que la ruta hacia la independencia ha hecho de la política catalana.

Infraestructuras, inversiones culturales, servicios públicos, dependencia... Son los ámbitos en los que se centrará el Ejecutivo, y en concreto Sáenz de Santamaría con sus visitas.

Temas

  • PANORAMA

Comentarios

Lea También