Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Spider-Man: Lejos de casa', telarañas europeas

Puente entre fases Marvel. Esta película de Spidey rezuma auténtica diversión, además de lidiar con las repercusiones de ‘Endgame’

Eduard Castaño

Whatsapp
'Spider-Man: Lejos de casa', telarañas europeas

'Spider-Man: Lejos de casa', telarañas europeas

La película número 23 del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM) nos ofrece un Spider-Man que deberá lidiar con la muerte de su figura de referencia, Tony Stark, y aceptar la responsabilidad de salvar al planeta de una  nueva amenaza inminente: los Elementales, seres mitológicos relacionados con los cuatro elementos (agua, tierra, fuego y aire).

Con Tom Holland en la piel del Hombre Araña -o mejor, Adolescente Araña- la película supone el final de la Fase 3 del UCM y lidia con las repercusiones de lo acontecido en Vengadores: Endgame, la segunda película de mayor recaudación en la historia, que repercutió en el adiós definitivo para figuras clave en ese universo.

Los acontecimientos de Vengadores: Endgame trastocaron por completo la realidad y, por ello, la Fase 3  se acaba y la Fase 4 se inicia  con la teoría de los multiversos creados tras el chasquido de Thanos, lo que trae de la Tierra-833 a la Tierra-616 a un nuevo personaje: Quentin Beck/Mysterio, interpretado por Jake Gyllenhaal. Así, pues, atrás dejamos el primer capítulo del nuevo y radiante Spider-Man (debutó en 2017 con Homecoming) para encontrarnos ahora con un Hombre Araña más experimentado y compungido que por aquel entonces.

Y es que al final de aquella primera entrega, Peter Parker decide ser sólo un Spider-Man amigable  de barrio que se resistía a la invitación de Tony Stark para pasar a un nivel más grande y global (Vengadores). Pero con la diferencia de que ahora ya no está Iron-Man. Su rol lo recogerá Nick Fury (Samuel L. Jackson) y su equipo, que buscarán a Parker por diferentes ciudades europeas, desde Venecia hasta Praga, lo que sitúa al superhéroe en ese panorama global. En el contexto de unas vacaciones junto a sus compañeros de clase, Parker se replanteará si verdaderamente está preparado para aceptar la misión encomendada por el Hombre de Hierro.

Pero el filme ofrece curiosas novedades. Por ejemplo, al clásico traje rojo y azul del Hombre Araña  se le suman ahora otros tres nuevos que van apareciendo de acuerdo con la narrativa: el de Iron-Spider -regalo de Tony en Infinity War (2018)-, el negro de camuflaje que le da Fury para pasar desapercibido en Europa y un atuendo final en rojo y negro.

Este Spidey que interpreta Tom Holland es verdaderamente divertido, ingenuo en muchos casos y original. La película tiene humor, acción y emoción. El tono desenfadado logra que el fan del cómic y el seguidor fílmico de Marvel se lo pasen en grande. Y si usted no está en ninguno de los dos casos anteriores, tranquilo, porque tampoco se va a aburrir. Merece la pena resaltar la química existente entre Holland y Gyllenhaal, este último ofreciendo un gran personaje como Quentin Beck. En la novela gráfica, la historia de Beck es un poco diferente a la de Lejos de casa: él es un técnico de efectos especiales que trabaja para un importante estudio de Hollywood y que sueña con hacerse un nombre en la industria del cine, en lugar de venir de una dimensión alternativa.

Y, sí, hay guiños a Los Vengadores, al igual que hay unas escenas post-créditos que nos van a indicar hacia donde va el nuevo Universo Marvel. También explicaciones a temas que no quedaron excesivamente cerrados en Endgame.

También es importante que sea el filme-puente que sirva para abrir la puerta a lo que vendrá de la Factoría del Cómic. ¿Qué mejor que hacerlo en pleno verano con este divertimento refrescante y memorable? En la línea y estilo de Homecoming, esta Lejos de casa es una excelente comedia adolescente que puede convertirse en un auténtico bombazo taquillero. Este verano, acabaremos cayendo en la red de Spidey.

Otros estrenos

 'Yesterday', ¿podríamos vivir sin los Beatles?

 De esa pregunta surge la película Yesterday, dirigida por el siempre sorprendente Danny Boyle. Su nueva película viaja al corazón de la cultura pop y pone el foco en la falta de moral que impera en las nuevas generaciones con los derechos de autor. Con un abanico de éxitos, Boyle, el realizador de Trainspotting, 28 días después y Slumgdog Millionaire, se une al guionista de Cuatro bodas y un funeral, Richard Curtis, para demostrar que la beatlemanía fue más que un movimiento musical, un fenómeno social que cambiaría la forma de consumir música. Temas como 'Yesterday', 'Hey Jude' o 'She Loves You' aparecen interpretados por el protagonista, Jack Malik, que da vida Himesh Patel, un compositor mediocre que contará con la ayuda de Ed Sheeran para triunfar.

'Elcano y Magallanes', una aventura animada al ritmo de La Oreja de Van Gogh

Hace 500 años, la flota de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano cambió la historia de la humanidad al demostrar que la tierra era redonda, una aventura que llega a la gran pantalla en la cinta animada Elcano y Magallanes: la primera vuelta al mundo, al ritmo de La Oreja de Van Gogh.

La cinta es la crónica de dos navegantes que, timón en mano, cambiaron el rumbo de la humanidad al demostrar la redondez del planeta. De Sevilla en 1519 partieron cinco naves al mando de Magallanes y tres años más tarde volvió solo una bajo las órdenes de Elcano, tras sobrevivir a tormentas, hambrunas o tribus indígenas.


 

Temas

Comentarios

Lea También