Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Susana Díaz dice haber evitado el ´sorpasso´ y logrado el mejor resultado socialista

La presidenta andaluza insta al PSOE a recomponer el proyecto político 'alejado del populismo y del aventurismo'

Agencias

Whatsapp
La presidenta andaluza, Susana Díaz, defendió ayer la necesidad de ´reconstruir´ el proyecto socialista. vidal/efe

La presidenta andaluza, Susana Díaz, defendió ayer la necesidad de ´reconstruir´ el proyecto socialista. vidal/efe

El papel del PSOE pasa ahora por quedarse en la oposición y desde allí iniciar un «debate sosegado y profundo» para recomponer un proyecto político con la suficiente credibilidad para la mayoría de los ciudadanos. Así se pronunció ayer la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, que aunque elude pronunciarse directamente sobre si los socialistas deben facilitar un gobierno del PP con su abstención, admite que es la única vía que queda abierta para evitar el bloqueo y unas terceras elecciones.

El mensaje de Susana Díaz, una vez analizados los datos, fue tajante. «Los ciudadanos nos han dado los votos y escaños que nos han dado y nos han mandado a la oposición», y si ya con 90 diputados en diciembre era complicado tejer alianzas para formar gobierno, mucho más con 85.

«Tenemos que ser coherentes y ver por qué los ciudadanos le han dado más votos al PP» pese a sus políticas de recortes y «sufrimiento», insistió, resaltando que el papel de los socialistas es lamerse las heridas en la oposición y emerger con un proyecto que recupere la confianza de los ciudadanos y «devuelva a España al lugar que le corresponde».

Un proyecto, dijo, «alejado de las políticas de la derecha, pero también alejado con claridad del aventurismo y del populismo». En este punto, Díaz cargó sobre el secretario general Pedro Sánchez la responsabilidad de no haber ganado al PP, ya que «la mera hipótesis de un acuerdo con Podemos ha restado mucha credibilidad a nuestro proyecto político».

Eso y el miedo al populismo, dijo, han beneficiado a Mariano Rajoy. Sin embargo, eludió pronunciarse acerca de si aun así Sánchez es la persona idónea para encabezar esa regeneración, o si ella renuncia a liderar la formación. «Ahora no toca la cuestión orgánica o individual, sino España; me preocupa mi país», zanjó en un nuevo despeje de balón.

Marcar diferencias

La líder andaluza no dudó un segundo en comparar sus resultados con los del PSOE en el resto de España. «Si no estoy satisfecha del 31,2% de apoyos recabados en Andalucía, menos aún con el 22,6% obtenidos en toda España», subrayó con toda la intención del mundo de marcar diferencias.

Díaz se atribuyó también el mérito de haber impedido el sorpasso de Podemos a los socialistas gracias a los 537.000 votos de ventaja que el PSOE obtuvo sobre a la formación morada en Andalucía. Sin ellos, aseguró, «el PSOE hubiera perdido la condición de líder de la izquierda».

Sus palabras fueron replicadas por el líder del PP andaluz, Juanma Moreno, quien subrayó la victoria de su partido y la derrota de los socialistas, y recalcó que «en estos comicios ha perdido la soberbia».

Moreno dijo estar «muy contento» y «muy satisfecho» de que cerca de un millón y medio de andaluces haya apoyado el proyecto del PP y haya supuesto una importante aportación a la victoria a nivel nacional.

Destacó asimismo la «derrota importante del PSOE y de Susana Díaz», quien en estas elecciones, dijo, había puesto «toda la carne en el asador» y «se jugaba mucho en su carrera política personal» y en «su rivalidad con Sánchez». Díaz, continuó Moreno, «lo tenía todo preparado para que anoche fuera su fiesta particular y su asalto a Ferraz, y al final los ciudadanos han puesto a cada uno en su sitio». «Ha perdido la soberbia», remató.

También ha perdido, en su opinión, la falta de entendimiento del PSOE con el PP.

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También