Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Syriza revalida su victoria en Grecia y reeditará la coalición con Anel

El pueblo griego da una segunda oportunidad a Alexis Tsipras. El 35,47% de los votos le otorga 145 escaños de los 300 de la Cámara. Los sumará a los diez de Griegos Independientes (Anel)

Remei Calabuig

Whatsapp
Seguidores de Syriza celebran en la calle la victoria de su partido al poco de conocerse los resultados de los comicios. Foto: Orestis Panagiotou/EFE

Seguidores de Syriza celebran en la calle la victoria de su partido al poco de conocerse los resultados de los comicios. Foto: Orestis Panagiotou/EFE

El líder del izquierdista Syriza, Alexis Tsipras, logró revalidar su victoria en las elecciones anticipadas de Grecia que él mismo forzó tras firmar el tercer rescate del país, unos comicios marcados por la abstención más alta de la historia. «Dimos una batalla difícil y estoy muy contento porque el pueblo nos dio un mandato claro para seguir luchando en el interior y el exterior», dijo Tsipras en su intervención en la céntrica plaza de Klathmonos, sede electoral de Syriza, ante cientos de simpatizantes. Agradeció a los ciudadanos haberle dado un mandato claro «para cuatro años» y afirmó que las elecciones lanzan el claro mensaje a Europa de que «Grecia es sinónimo de lucha y dignidad».

Los griegos han optado por dar una segunda oportunidad a Tsipras, quien porcentualmente casi ha logrado igualar el resultado obtenido en enero en los segundos comicios adelantados que vive el país en lo que va de año y tras lograr vencer también en el referéndum que convocó sobre la propuesta de acuerdo con los acreedores.

Con más del 75% de los votos escrutados al cierre de esta edición, Syriza se erigió como vencedora con un 35,47% de los votos y 145 escaños, por delante de os conservadores de Nueva Democracia, que lograron un 28,26% y 75 diputados.

Tsipras anunció que repetirá la coalición que formó junto al grupo nacionalista de derechas Griegos Independientes (ANEL) en enero. Con más del 3,5% de los votos y los 10 parlamentarios conseguidos por ANEL, Tsipras no necesita pactar con un tercer partido para tener mayoría parlamentaria ya que ambos suman 155 diputados de los 300 que forman la Cámara, cuatro por encima de la mayoría absoluta. Son, sin embargo, siete escaños menos de los que tenían en la legislatura anterior.

Sin duda, una de las grandes protagonistas de estos comicios ha sido la abstención, que rondó el 45%, la mayor registrada jamás en Grecia, donde el voto es obligatorio.

El neonazi Amanecer Dorado, con alrededor del 7% de los votos y 19 escaños, se ha erigido como el otro gran vencedor, ya que consigue consolidarse como tercera fuerza parlamentaria y ha incrementado cerca de un punto porcentual su resultado de enero. Pasa de 17 a 19 escaños.

«El pueblo no ha vivido todavía en carne propia las consecuencias del programa de rescate y por eso ha votado a Syriza», afirmó el diputado ultraderechista Ilias Kasidiaris.

Por detrás quedó el socialdemócrata Pasok, cuya representación también ha aumentado cerca de un 2% hasta el 6,38% (17 escaños), los comunistas de KKE, que mantienen su resultado anterior del 5,48% (14 escaños), y el centrista To Potami, que con un 4% y 11 escaños ha perdido unos dos puntos porcentuales.

Como novedad entra en el Parlamento la Unión de Centristas, una formación fundada hace más de dos décadas, que nunca logró un escaño, y que, con el 3,37%, consigue nueve escaños.

Fuera del hemiciclo se queda, en cambio, la recién creada Unidad Popular, formación escindida de Syriza y liderada por el exministro Panayotis Lafazanis, que logra un 2,85% de los votos, pero no consigue sobrepasar la barrera de entrada a la Cámara situada en el 3%.

Temas

  • INTERNACIONAL

Comentarios

Lea También