Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona se une en demanda de un tren mejor

Representantes locales y usuarios no hablan el mismo lenguaje

Núria Riu

Whatsapp
Imagen de los representantes políticos y económicos que han apoyado el Manifest de Vila-seca. Foto: Alba Mariné

Imagen de los representantes políticos y económicos que han apoyado el Manifest de Vila-seca. Foto: Alba Mariné

No fue una movilización de traje y corbata porque la corbata ya no se estila en política. Sin embargo, los representantes políticos fueron los grandes protagonistas de un acto en Vila-seca que será determinante para los intereses de un territorio que ya ha perdido demasiadas oportunidades.

Los alcaldes de Tarragona, Reus, Vila-seca, Cambrils, Salou, pero también los de Vandellòs, Mont-roig, Les Borges del Camp, Altafulla y un largo etcétera de localidades se movilizaron en un acto sin precedentes. Y no tan solo porque sería difícil encontrar otro evento con tantos cargos públicos por metro cuadrado, sino porque es de las pocas ocasiones en las que el Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre se plantean ir de la mano.

Estaban representados todos los colores políticos. Todos a excepción del Partido Popular, que, después de reivindicarse el domingo en Cambrils como el partido del Corredor del Mediterrani, ya había hecho su parte.

A diferencia de la movilización de mediados de junio, cuando en L’Aldea incluso cortaron la vía, ayer fue más diplomático. Una primera toma de contacto. Aunque en aquella ocasión incluso asistió el secretario de Infraestructures, Ricard Font, y ayer desde Barcelona no mandaron a nadie. Sí estaba presente el Delegat del Govern en Tarragona, Òscar Peris.

El empeño de las plataformas

La redacción del Manifest de Vila-seca se ha producido gracias al empeño incansable de las tres plataformas de viajeros en la demarcación, que son las que desde hace años están liderando esta lucha.

Quizás porque son los más jóvenes, destaca el papel de Trens Dignes, que a través de las redes sociales y su perseverancia han conseguido que en las Terres de l’Ebre estén un poco menos olvidados. Sólo un poco.

Sin relegar la persistencia de la PTP y de la Pdf.Camp, que son los únicos que durante demasiados años han levantado la cabeza y se han mirado el mapa más allá del ámbito estrictamente municipal. Así nos ha ido.

Más allá de los políticos también hicieron acto de presencia los presidentes de las cámaras de comercio, la ANC, los representantes de CCOOy UGT en la demarcación, así como el comité de empresa de Adif (que mantiene su particular lucha, aunque es exactamente la misma que la de los usuarios).

Cuestión de lenguajes

Y, precisamente, estos fueron los grandes ausentes. Un lunes a las 11.30 horas de la mañana no invita a movilizarse. De hecho, el pulso que estos mantienen es incansable y a diario. Y a la impotencia para depender de un servicio que cada día les hace perder minutos, hay que sumar la inacción de sus representantes políticos más próximos, que hasta el momento se han mostrado ajenos.

El cabreo de los usuarios no ha llegado más allá de Twitter. También está por ver si las movilizaciones llegan al otro lado de la estación –es decir, a las vías– cuántos de los de ayer presentes dejan su asiento libre.

Vila-seca es la primera prueba de aquel ‘lobby’ territorial que, desde hace tanto tiempo algunas voces vienen reivindicando. Más allá de una foto o de una procesión de alcaldes ‘indignadísimos’ por el trato que recibe esta provincia en materia de infraestructuras, será la prueba de fuego de que este territorio aún aspira a cambiar alguna cosa o que tan solo se mueve por el postureo.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También