Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Teresa Pallarès (Aeqt):'Están jugando con la competitividad del territorio'

'Esperamos realmente los próximos acontecimientos porque si no estaríamos dando un paso atrás'
Whatsapp

 

El retraso de más de un año y medio en la instalación deltercer carril hasta Tarragona genera recelo e indignación.Por un lado, por la ausencia de información que concrete qué está pasando, y, por el otro, porque las organizaciones empresariales y el puerto insistieron mucho en la necesidad de este proyecto, que ahora mismo no tiene un calendario claro sobre la mesa.
La directora general de la Aeqt, Teresa Pallarès, apuntaba que siguen con interés toda información que sale,  que  obtienen a través de la patronal Feique. «Esperamos realmente los próximos acontecimientos porque si no estaríamos dando un paso atrás. Nuestra industria está haciendo importantes inversiones privadas, confiando que esto siga adelante, como son las estaciones intermodales de Bertschi y la que también tiene proyectada BASF. Se está jugando con la competitividad y el desarrollo del territorio», argumentaba.
También siguen con interés lo que está pasando desde el Port de Tarragona. Ayer su director de Desenvolupament Corporatiu, Joan Basora, recordaba que el ente portuario está impulsando «importantes inversiones» en materia ferroviaria, pensando en que, tanto la conexión hacia la frontera francesa, como también hacia Valencia, siguen su curso. Por ello decía que «esperamos que el ministerio de Fomento, que es el ministerio que representa a los puertos, nos escuche».
Tanto Basora como Pallarès destacaron el consenso que hay en este proyecto, también con el Ayuntamiento de Tarragona, que últimamente ha elevado su tono por culpa de la falta de diálogo con la administración central. Ayer el concejal de Territori, Carles Castillo, habló de «la diferencia de ritmos entre un organismo comoFerrmed, que trabaja de forma rigurosa, y un ministerio que no da ni la cara y está representado por una persona que se congratula de una asignación presupuestaria, sin dar ningún tipo de explicación a las ciudades afectadas».
Medio año de silencio
Castillo recordó que hace prácticamente medio año que el consistorio persigue a Fomento para que firme el protocolo con las contraprestaciones por  la instalación de este tercer carril, y no obtengan respuesta alguna. «Tarragona es uno de los puntos en el mapa más complejos. Estamos en medio de dos corredores y, sin embargo, no obtenemos ningún tipo de concreción de lo que está pasando», lamentaba el edil socialista.
Por ello, insistía en que ha sido esta actitud de «menosprecio» la que haya hecho que «nos estemos planteando llegar a la movilización ciudadana». Carles Castillo advertía que, después de no obtener respuesta alguna por parte de Fomento y de Adif, «ha llegado el momento de que sean ellos los que digan algo».
De hecho, la única demanda que el Ayuntamiento de Tarragona exige y que, de momento, sigue adelante es la construcción de las pasarelas desde la Baixada del Toro a la playa del Miracle. Una inversión que se ha comprometido a tirar adelante la Autoritat Portuària de Tarragona. De hecho, ambos organismos están trabajando de forma conjunta para acabar de diseñar el proyecto de estos pasos elevados. 
Pero este protocolo era mucho más complejo y, además de las pasarelas, incluían también el adelgazamiento de la playa de vías delante del litoral de Tarragona o la mejora de la estación. Basora afirmó que el Port apoya a la ciudad pero que «nuestra movilización es a través de plataformas como el lobby empresarial Ferrmed». 

El retraso de más de un año y medio en la instalación del tercer carril hasta Tarragona genera recelo e indignación. Por un lado, por la ausencia de información que concrete qué está pasando, y, por el otro, porque las organizaciones empresariales y el puerto insistieron mucho en la necesidad de este proyecto, que ahora mismo no tiene un calendario claro sobre la mesa.

La directora general de la Aeqt, Teresa Pallarès, apuntaba que siguen con interés toda información que sale, que obtienen a través de la patronal Feique. «Esperamos realmente los próximos acontecimientos porque si no estaríamos dando un paso atrás. Nuestra industria está haciendo importantes inversiones privadas, confiando que esto siga adelante, como son las estaciones intermodales de Bertschi y la que también tiene proyectada BASF. Se está jugando con la competitividad y el desarrollo del territorio», argumentaba.

También siguen con interés lo que está pasando desde el Port de Tarragona. Ayer su director de Desenvolupament Corporatiu, Joan Basora, recordaba que el ente portuario está impulsando «importantes inversiones» en materia ferroviaria, pensando en que, tanto la conexión hacia la frontera francesa, como también hacia Valencia, siguen su curso. Por ello decía que «esperamos que el ministerio de Fomento, que es el ministerio que representa a los puertos, nos escuche».

Tanto Basora como Pallarès destacaron el consenso que hay en este proyecto, también con el Ayuntamiento de Tarragona, que últimamente ha elevado su tono por culpa de la falta de diálogo con la administración central. Ayer el concejal de Territori, Carles Castillo, habló de «la diferencia de ritmos entre un organismo comoFerrmed, que trabaja de forma rigurosa, y un ministerio que no da ni la cara y está representado por una persona que se congratula de una asignación presupuestaria, sin dar ningún tipo de explicación a las ciudades afectadas».

Medio año de silencio

Castillo recordó que hace prácticamente medio año que el consistorio persigue a Fomento para que firme el protocolo con las contraprestaciones por la instalación de este tercer carril, y no obtengan respuesta alguna. «Tarragona es uno de los puntos en el mapa más complejos. Estamos en medio de dos corredores y, sin embargo, no obtenemos ningún tipo de concreción de lo que está pasando», lamentaba el edil socialista.

Por ello, insistía en que ha sido esta actitud de «menosprecio» la que haya hecho que «nos estemos planteando llegar a la movilización ciudadana». Carles Castillo advertía que, después de no obtener respuesta alguna por parte de Fomento y de Adif, «ha llegado el momento de que sean ellos los que digan algo».

De hecho, la única demanda que el Ayuntamiento de Tarragona exige y que, de momento, sigue adelante es la construcción de las pasarelas desde la Baixada del Toro a la playa del Miracle. Una inversión que se ha comprometido a tirar adelante la Autoritat Portuària de Tarragona. De hecho, ambos organismos están trabajando de forma conjunta para acabar de diseñar el proyecto de estos pasos elevados.

Pero este protocolo era mucho más complejo y, además de las pasarelas, incluían también el adelgazamiento de la playa de vías delante del litoral de Tarragona o la mejora de la estación. Basora afirmó que el Port apoya a la ciudad pero que «nuestra movilización es a través de plataformas como el lobby empresarial Ferrmed».

 

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También