Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Todavía con ese Power Point capaz de aburrir a las vacas?

Cinco alternativas para hacer presentaciones. Visuales y conversacionales. Son las grandes tendencias que incorporan hoy las herramientas para presentar en público

Rafael Servent

Whatsapp
¿Todavía con ese Power Point capaz de aburrir a las vacas?

¿Todavía con ese Power Point capaz de aburrir a las vacas?

Vale. Que no todos tenemos la suerte de que nos toque vender el último iPhone o el nuevo Tesla. Que en lugar de smartphones equipados con asistentes de Inteligencia Artificial o coches eléctricos que se conducen solos, igual nos dedicamos a algo tan normalito como las pólizas de seguros. Y que si nos ponemos a pasear por la sala de reuniones en plan celebrity-gurú en un TED Talk, encantados de habernos conocido, por lo pronto nos van a llamar flipaos.

Pero... de eso a estar arrastrando toda la vida el mismo Power Point con sus puntitos en árbol (llámeles bullet points, que le da como un aire), sus diapositivas llenas de texto y sus gráficos tostón (sí, sí: tostón), hay un buen trecho. A menos que quiera usted seguir aburriendo a clientes, compañeros de trabajo y quien se preste a pasarse por ahí con una presentación (viejuna) que dice mucho más de usted y lo que vende de lo que se imagina. Y no es precisamente bueno.

Aunque quizás ya lo sepa, y no hace falta que vengan listos a recordárselo. Perdón por hurgar en la herida, entonces. Y admita una pregunta: ¿No es momento de hacer algo al respecto? Argumentos para decidirse hay varios. Destaca uno: es lo que toca. Que sí, que igual fue usted uno de esos resistentes con su Nokia ladrillo, orgulloso de exhibirlo en la mesa junto a esos smartphones a los que la batería no les duraba nada. Estuvo muy bien. Pero ahí está usted ahora: con su Samsung y su WhatsApp.

En ese caso, tendrá claro que ha llegado el momento de renovar su presentación para comunicar otras cosas. Dos son hoy las tendencias en el mundo de las presentaciones: visual y conversacional.

¿Quién lo dice? La última Encuesta sobre el estado de las presentaciones (hay informes para todo, sí) elaborado por Prezi, la gran alternativa a la dictadura de Power Point, esa herramienta de Microsoft que ha acabado como sinónimo de ‘presentación’.

Con una ayuda visual, un mensaje es más «impactante, memorable y persuasivo», nos cuentan. Lo mismo sucede cuando la presentación es conversacional (es decir, que se interactúa con el público). Será o no, pero la cosa va hacia ahí.

Dominarlo requiere su tiempo y su técnica. Hay cursos para ello. Mientras tanto, existen herramientas al alcance para ir probando. Algunas de ellas, muy intuitivas. Aquí van cinco.

Temas

  • ECONOMÍA

Lea También