Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un año de prisión a un activista antidesahucios por estafar a una familia

El matrimonio, con un hijo en estado vegetativo, había sido ya estafado por el método Madoff

Agencias

Whatsapp

El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la sentencia de la Audiencia de Jaén que condenó a un año y medio de prisión a un activista antidesahucios que recorría España, por haber estafado 16.500 euros a un matrimonio con un hijo en estado vegetativo afectados por la estafa bancaria conocida como Madoff.

El TS explica que la Audiencia declaró probado que el acusado, José Luis B.F., que pertenecía a una plataforma antidesahucios, mantenía un litigio con el Banco de Santander por el que había realizado una serie de protestas contra la entidad y era conocido por la prensa. Añade que en 2011 realizaba una ruta por diversas ciudades de España para recoger información de casos de afectados por el banco y elaborar un documental, cuando contactó con el citado matrimonio que había invertido la indemnización de 300.000 obtenida por el accidente de tráfico que sufrió su hijo, en productos financieros como preferentes ofrecidas por el Banco de Santander en 2004.

Agrega que el matrimonio no pudo recuperar el dinero cuando quiso, en 2008, someter a su hijo a un tratamiento experimental en Alemania.

La sentencia relata que el condenado decidió apoyar la causa del matrimonio e inició una campaña de difusión y denuncia como perjudicados de la estafa Madoff, con manifestaciones y huelgas de hambre en Barcelona y ante el Congreso de los Diputados en Madrid.

El despacho de abogados madrileño que asistía al condenado en su litigio con el banco, aceptó hacerse cargo de este otro asunto sin cobrar honorarios.

Los abogados lograron un acuerdo en 2012 por el que la entidad bancaria devolvía al matrimonio los 200.000 euros, pero el condenado les engañó diciéndoles que debían ingresar en una cuenta 16.500 euros para pagar a los abogados, cantidad que aquellos le transfirieron en 2013 y que ahora el condenado les tendrá que devolver. «Dicha cantidad la hizo suya el acusado sin que en realidad los abogados hayan cobrado honorario alguno al haber intervenido de forma gratuita en el procedimiento», concluye el TS.

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También