Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un concejal 'cuesta' en Tarragona el triple de votos que en El Vendrell

El PSC necesitó en TGN17.826 votos para obtener doce ediles, mientras que a sus colegas de la capital del Baix Penedès les bastó con 3.327 sufragios para lograr siete representantes
Whatsapp
Foto: DT

Foto: DT

Tarragona es la ciudad más ‘cara’ de toda la demarcación a la hora de obtener un concejal. Aunque depende del porcentaje de participación, la cifra mínima para poder sentarse en el edificio de la Plaça de la Font ha sido históricamente de unos 2.500 votos. Arga Sentís, la única edil de ICV, obtuvo 2.602 sufragios en 2011. En todo caso, a mayor número de votantes más complicado lo tienen los partidos pequeños porque para entrar en el consistorio se necesita un mínimo de un 5% de votos.

El PSC consiguió doce concejales gracias a sus 17.826 votos, es decir, el escaño municipal le ‘salió’ a 1.485 votos, una cifra similar a la de CiU y PP (cada uno siete ediles con 9.920 y 9.917 votos, es decir, una media de 1.417 y 1.416 papeletas por concejal).

En Reus, las cifras son un poco menores. Por ejemplo CiU colocó a 12 representantes con 10.489 votos (una media de 1.048) y el único representantes de la CUP lo fue gracias a 1.931 sufragios.

 

El reparto de escaños

Según la ley electoral, los municipios de más de 100.000 habitantes cuentan con 27 ediles (el caso de Tarragona y Reus) y las de entre 20.001 y 50.000, con 21. En esta situación están El Vendrell, Tortosa, Cambrils, Salou, Valls, Calafell, Vila-seca y Amposta.

A Tarragona, con más de 130.000 habitantes, le corresponden sólo seis ediles más que a El Vendrell, la tercera localidad con más habitantes de la demarcación, con poco más de 36.000. Esa desproporción provoca que conseguir un edil en la capital del Baix Penedès sea tres veces más ‘barato’ en votos que en Tarragona. Los siete ediles vendrellenses del PSC necesitaron 3.327 votos, es decir, una media de 475 (frente a los 1.485 de Tarragona). Al único concejal de Esquerra en El Vendrell le bastaron 697 votos.

Aunque en menor proporción, la situación es similar en Terres de l’Ebre. En Tortosa (34.000 habitantes) el coste en votos de un edil osciló entre los 553 de CiUy los 880 del PP para un solo representante. En Amposta (21.000 habitantes) la horquilla fue de los 370 votos de media para Esquerra d’Amposta y los 591 que obtuvó el concejal de Plataforma per Catalunya. El porcentaje baja a medida que disminuye la población: 300 votos por edil en La Ràpita y Deltebre, 250 en Alcanar, ni 200 en Móra d’Ebre o poco más de 100 en Gandesa.

Todos estos cálculos variarán si se confirman las encuestas que auguran una gran fragmentación política, con la entrada de nuevos partidos comoCiutadans o Podemos. Un reciente estudio del Ministerio del Interior detalla la evolución del voto en cada provincia del Estado (ver de la Tarragona en la página 3).

Cuesten los votos que cuesten sus concejales, si en algo coinciden los alcaldes de las diez principales localidades de la demarcación es en querer repetir. Todos optan a la reelección: Josep Fèlix Ballesteros (PSC, Tarragona), Carles Pellicer (CiU, Reus), Martí Carnicer (PSC, El Vendrell), Ferran Bel (CiU, Tortosa), Pere Granados (Fups-CiU, Salou), Albert Batet (CiU, Valls), Joan Olivella (CiU, Calafell), Josep Poblet (CiU, Vila-seca) y Manel Ferré (CiU, Amosta). El más veterano de todos ellos es Josep Poblet, en el cargo desde 1993.

Mención aparte merece el alcalde más longevo de Tarragona: Amadeu Duch, que manda en Els Garidells desde el 10 de octubre de 1966 (48 años). Ayer aún no sabía, según dijo al Diari, si optará a la reeleccion en el que sería su noveno mandato en democracia. Y eso que el plazo de presenta ción de candidaturas termina hoy.

Temas

  • TEMA DEL DÍA

Comentarios

Lea También