Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un crédito firmado con la tablet

Banc Sabadell reorganiza su estructura en la demarcación de Tarragona y apuesta por una estrategia de atención personalizada y a domicilio con tecnología digital

Rafael Servent

Whatsapp
Una gestora de Banc Sabadell utiliza una terminal móvil en un negocio de la ciudad de Tarragona. Foto: Pere Ferré

Una gestora de Banc Sabadell utiliza una terminal móvil en un negocio de la ciudad de Tarragona. Foto: Pere Ferré

Desde abrir una cuenta corriente hasta solicitar y firmar una póliza de crédito. Con la tablet en mano, los gestores de Banc Sabadell van a la ‘caza’ del pequeño negocio o de la microempresa que no tiene tiempo ni disponibilidad de acercarse a una oficina. Hay competencia por este perfil de cliente, y no vale dormirse. Por eso, equipar con tablets a sus gestores personales es una de las diversas acciones que desde hace pocos meses ha puesto en marcha esta entidad financiera en su nueva estrategia basada en salir de la oficina.

No les está yendo mal. En el último trimestre del año pasado, el servicio Proteo Mobile, dedicado a llevar hasta esos pequeños negocios los servicios de este banco, ha logrado unas 5.000 altas y más de 22.000 operaciones tramitadas en el conjunto del Estado. Parte de ellas se han dado en la nueva Dirección Regional Tarragona (ver información anexa), donde unos 70 gestores equipados con tablet (de los 213 empleados) se dedican a prestar estos servicios.

«Está claro –cuenta Joel Diaz Gisbert, al frente de la nueva Dirección Regional Tarragona– que los tiempos en los que tú sólo tenías que esperar en la oficina a que se te acercaran los clientes hace tiempo que pasaron». Con los negocios entre ceja y ceja (comercios y microempresas), se han lanzado a por este segmento de mercado.

150 millones para empresas

Esta dirección regional –que el pasado diciembre cerró con un volumen de negocio de 3.780 millones de euros, un 4,1% más que en 2015, y por encima del resto de demarcaciones catalanas (Barcelona creció un 2,7%, Girona un 4% y Lleida un 2%)– cuenta con una cuota de penetración en negocios del 40% en la demarcación de Tarragona. Confían que, gracias a estas acciones de captación de clientes, a lo largo de este año puedan añadir cerca de 2.200 nuevos negocios, ampliando esa tasa hasta el 50%.

Un porcentaje, éste último, que les acercaría al 60% de penetración que tienen entre las empresas de la demarcación de Tarragona, y que quieren seguir potenciando. «Tenemos 150 millones de euros para financiar este año al tejido empresarial de la demarcación de Tarragona –adelanta Joel Diaz–, a los que tenemos que añadir otros 100 millones de euros destinados a particulares».

«Agilidad, proximidad, facilidad y tecnologías digitales». Son los objetivos que, según el director regional de esta entidad en el Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre, se han fijado para este año a escala corporativa.

La nueva organización de la red de oficinas, con la figura de la OMU (Oficina Multiubicación), donde una oficina central con un director con mayor autonomía ejerce de hub con especialistas sectoriales (agrario, negocio turístico o internacional, entre otros) sobre una serie de oficinas ‘satélites’ que dependen de la misma dirección y que se dedican a la operativa cotidiana (libretas, pensiones) es el rasgo más visible de esta apuesta.

De las 30 oficinas que hay en la demarcación, cinco (en Tarragona, Reus, Valls, Salou y Tortosa) son OMUs, a las que hay que añadir 11 locales ‘satélites’ para operativa. Nuevas propuestas para convivir con el cambio.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También