Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un hombre confiesa haber matado y emparedado a su pareja en su casa

Los restos estaban en un hueco del cuarto de contadores de la luz, ubicado bajo la escalera, cubiertos con cemento

Agencias

Whatsapp
La mujer es Johana Bertina Palma González

La mujer es Johana Bertina Palma González

El cadáver de una mujer de 32 años y natural de Chile fue hallado ayer emparedado en un cuarto de contadores de un edificio de Torrevieja (Alicante) y poco después su compañero sentimental confesó haberla matado.

En el inmueble residían la mujer y su pareja, un hombre de 37 años y originario también de Chile, junto con sus dos hijos menores de edad, una niña de 12 y un niño de 5. La desaparición había sido denunciada a mediados de junio por una amiga.

Los restos mortales de la última víctima de la violencia machista estaban ocultos en un hueco del cuarto de contadores de la luz, ubicado bajo la escalera, y cubiertos con cemento. Tras descubrirse el cuerpo sin vida de la mujer, identificada como Johana Bertina Palma González, que tenía también la nacionalidad española, fue arrestado su compañero sentimental, quien «reconoció la autoría» del crimen.

En sus primeras declaraciones a la Guardia Civil, el hombre ha relatado que hubo una discusión entre ambos en el transcurso de la cual él le habría empujado y, a consecuencia de ello, su pareja se dio un golpe, aunque será la autopsia la que determine las causas exactas de la muerte.

El detenido habría construido «una especie de sarcófago» en el cuarto de contadores del edificio y levantado un tabique para emparedar el cuerpo.

En relación con los menores, las autoridades tendrán que decidir ahora con quiénes se quedan, ya que hay familiares en España tanto de la madre como del padre. La vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, explicó que los dos menores han quedado bajo la protección de la Generalitat mientras se evalúa su situación y se confirma si algún familiar va a hacerse cargo de ellos.

El detenido llevaba, al parecer, una vida normal desde la desaparición de la mujer y, durante ese tiempo, se prestó a colaborar con la Guardia Civil cuando se le requería, según el subdelegado del Gobierno y el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Alicante. Según el TSJCV, «no constan antecedentes por malos tratos en el seno de la pareja» y «no existen denuncias previas en España».

Con la muerte de esta mujer son ya 29 las asesinadas por sus parejas o exparejas este año en España.

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También