Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un médico y un conductor de ambulancia drogados abandonan a un paciente en la carretera

La Policía Nacional de Alicante investiga el motivo por el que un ciudadano británico, de 30 años y que era trasladado al hospital en una ambulancia, apareció en una cuneta inconsciente

EFE

Whatsapp

La Policía Nacional de Alicante investiga el motivo por el que un ciudadano británico, de 30 años, que había resultado herido en una reyerta con compatriotas en Benidorm y que era trasladado al hospital en una ambulancia, apareció en una cuneta inconsciente. Por estos hechos, el conductor de la ambulancia y el sanitario que le acompañaba han sido detenidos por un presunto delito de omisión del socorro, según han informado fuentes conocedoras del caso.

El pasado lunes de madrugada se produjo una reyerta en la zona turística de Benidorm del Rincón de Loix en la que tres británicos causaron heridas con arma blanca a un compatriota, quien quedó inconsciente en un charco de sangre. Los agentes de la Policía Nacional acudieron al lugar, en la calle Mallorca, y avisaron a una ambulancia para el traslado del herido al hospital comarcal de la Marina Baixa, en Villajoyosa, mientras que al poco tiempo y en una calle adyacente eran arrestados los tres presuntos agresores.

Una vez en comisaría con los detenidos, los agentes telefonearon al hospital para conocer el estado de salud del herido y desde allí contestaron que no había llegado ninguna persona del citado suceso. Entonces, una patrulla acudió al hospital y localizó al conductor y al sanitario que habían trasladado al británico, y éstos explicaron que el herido se había despertado a mitad de trayecto, se había puesto agresivo y abandonó por su propio pie la ambulancia.

Los agentes fueron al lugar donde, teóricamente, ocurrió esa circunstancia y hallaron al hombre tirado en una cuneta inconsciente y rodeado de sangre, tras lo cual acudió otra ambulancia que lo llevó al hospital. Dado que los policías observaron un comportamiento anómalo en el conductor y el sanitario, pidieron a la Guardia Civil la práctica de un control de drogas y de alcoholemia, y el primero resultó positivo por cocaína y marihuana mientras que el segundo también en esto último.

Al día siguiente, ambos quedaron detenidos por un supuesto delito de omisión de socorro al considerar que habían dejado a la víctima sola, inconsciente y sin comunicar su paradero. El herido se recuperó rápidamente en el hospital de unas heridas sangrantes aparatosas pero no graves pero no supo explicar qué había ocurrido por su anterior estado de embriaguez, y a la jornada siguiente recibió el alta médica.

Temas

Comentarios

Lea También