Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un niño de 4 años llama al 112 y salva la vida de su madre

"Mi mamá está mala, ¿puedes venir? Es que no se puede levantar, está tumbada en el suelo", explicó el pequeño al operador del servicio de emergencias.  El pequeño también se hizo cargo de su hermana de apenas 24 días de vida.

Europa Press

Whatsapp
Imagen de archivo del 112. EFE

Imagen de archivo del 112. EFE

"Mi mamá está mala, ¿puedes venir? Es que no se puede levantar, está tumbada en el suelo". Era el inicio de una de las llamadas recibidas en la central de emergencias del 112 de Castilla y León. Lo llamativo es que la hizo un niño de tan sólo cuatro años, alertado por el desvanecimiento de su madre.

La mujer, que tiene diabetes, se encontraba tumbada en el suelo, apenas podía moverse y tuvo que ser atendida en el domicilio por efectivos sanitarios. En la vivienda también se encontraba un bebé de apenas 24 días de vida, al que su hermano cuatro años mayor no dudó en sacar de la cuna y acunar para calmarle el llanto.

El suceso se produjo en torno a las siete de la tarde del lunes, cuando el menor llamó al 112 desde un municipio de León y explicó que su madre se encontraba mal. La mujer estaba tumbada en el suelo, desorientada y apenas podía moverse, por lo que el pequeño avisó, pidió ayuda y facilitó la dirección para que pudieran acudir las asistencias.

Los operadores del 112 preguntaron al pequeño si él podría abrir la puerta a la ambulancia, a lo que respondió afirmativamente, de forma que la mujer fue atendida en el domicilio, hasta donde también se desplazó la Policía Local del municipio, y posteriormente dada de alta.

El nerviosismo del pequeño quedó patente al comprobar el padre que había llamado al teléfono de Emergencias hasta en diez ocasiones, todas ellas en el tramo de 25 minutos en los que los efectivos tardaron en llegar al domicilio.

El niño fue capaz de realizar la llamada "con una serenidad absoluta" e incluso le acercó el teléfono a su madre para que pudiera explicarle a uno de los médicos lo que le ocurría.

El padre contaba esta mañana en una entrevista en la Cadena SER que fue en el colegio, hace unos meses, donde les dieron las claves sobre cómo actuar ante una emergencia, cuando el niño aprendió el teléfono al que había que llamar si ocurría algo a sus padres, "1, 1, 2 y botón verde".

Según el hombre, su mujer es diabética y porta una bomba de insulina "que evita que tenga que pincharse", pero ese día, durante la siesta, la bomba falló e inyectó a la mujer más insulina de la que debía y provocó a la madre de Luca, que es como se llama el pequeño héroe, un bajón de azúcar importante que la dejó inconsciente.

"Luca se acordó de todo lo que le habían explicado y ha servido para que su madre esté bien. Es gracias a él, su madre podría estar en coma y su hermana deshidratada, pero Luca se acordó de todo", destaca el padre.

Temas

  • españa
  • sucesos

Comentarios

Lea También