Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un pedo desata una un tiroteo, dos heridos de bala y un despliegue de 50 agentes de la policía

Los hechos sucedieron en Torrent (Valencia) el pasado domingo y enfrentaron a dos clanes locales que ya se la tenían jugada. Un coche de la policía, habría resultado también accidentado, según la prensa local

Whatsapp
Los hechos sucedieron en el barrio de Xenillet, en Torrent (València)

Los hechos sucedieron en el barrio de Xenillet, en Torrent (València)

La localidad de Torrent (Valencia) vivió el pasado domingo un trifulca inédita, no por la violencia de la batalla entre dos clanes rivales que ya se la tenían jugada, sino por el origen de la discusión: un pedo. Este, fue contestado con una flatulencia de otro ciudadano, y ello desató una discusión cada vez más subida de tono, hasta saldarse con un tiroteo entre bandas, un intento de linchamiento, unos 50 policías desplegados, tres detenidos, cuatro heridos y dos hospitalizados, uno de los cuales permanece aún en la UCI del centro sanitario, según explica la prensa local.

Parece que todo comenzó cuando dos jóvenes vecinos, miembros de las dos familias enfrentadas, se encontraban juntos en el barrio y uno de ellos se tiró un pedo. El otro respondió con otro pedo y ahí empezó a la discusión, a la que se unió la mujer de uno de ellos, que también dijo haber oído insultos contra su persona. Las dos familias implicadas en la discusión son vecinas y ya son conocidas en el barrio por sus enfrentamientos. La discusión empezó a ponerse más fea cuando las cosas empezaron a llegar a las manos, aunque no existe consenso sobre quién habría sido el primero en empezar a utilizar la violencia física.

En todo caso -y según la prensa local, autonómica y nacional- en cuestión de minutos la discusión que empezó con un pedo se había convertido en una batalla campal entre dos clanes de Torrent. Ello, hasta el desenlace fatal: dos miembros de una de las familias utilizaron armas de fuego e hirieron a otros dos miembros de la familia rival, padre e hijo de unos 50 y 30 años respectivamente. El primero, además, se encuentra en estado grave, en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital de la zona.

Como parece lógico, los responsables de la tiros con arma de fuego tuvieron que refugiarse en una vivienda para evitar el linchamiento que querían perpetrar los familiares, amigos y allegados de los dos heridos.

En definitiva, el enfrentamiento entre los dos clanes provocó un despliegue policial en la zona de unos 50 agentes que practicaron registros en distintos domicilios, evacuaron a algunas mujeres de uno de los clanes y detuvieron a cuatro personas. Por los visto, y siempre según la prensa local, hasta un coche de la policía resultó víctima de los hechos, ya que, con la prisa por llegar al barrio de los altercados, un vehículo policial sufrió un aparatoso accidente.

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También