Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una brutal ola de frío causa decenas de muertos y congela Europa

Polonia e Italia se llevan la peor parte. Albania y Bulgaria registran nuevos fallecimientos por las bajas temperaturas

EFE

Whatsapp
Varios refugiados caminan bajo la nieve en el campamento de refugiados de Moria, en la isla de Lesbos. FOTO: STRATIS BALASKAS/EFE FOTO: GEORGI LICOVSKI/EFE

Varios refugiados caminan bajo la nieve en el campamento de refugiados de Moria, en la isla de Lesbos. FOTO: STRATIS BALASKAS/EFE FOTO: GEORGI LICOVSKI/EFE

Más de una veintena de personas han muerto en las últimas horas en diversos lugares de Europa donde se registra una ola de frío polar que se mantendrá algunos días más, según los expertos. Al menos diez personas murieron en Polonia durante las últimas 24 horas a causa de las bajas temperaturas, informaron ayer las autoridades polacas, lo que eleva a 65 el número de fallecidos en lo que va de invierno en ese país.

Las temperaturas han llegado a caer por debajo de los 20 grados bajo cero en algunas partes de Polonia, en el que ha sido el fin de semana más frío de este invierno.

Al menos seis personas, la mayoría indigentes, murieron en Bulgaria, donde las temperaturas oscilan entre los 14 y los 26 grados bajo cero. La ola de frío que barre Serbia en los últimos días se cobró la vida de una persona, un hombre de 56 años que murió por hipotermia en la ciudad meridional de Vranje. Albania sigue también bajo el efecto de un frío siberiano que ha causado ya tres muertos y ha dejado aisladas las zonas rurales del norte del país, donde la capa de nieve llegó a superar el metro de altura. En la República Checa, por su parte, las bajas temperaturas han causado también seis víctimas mortales, casi todas personas sintecho de Praga. Los servicios de socorro de la capital checa tuvieron que atender numerosos casos de hipotermia, en la mayoría personas sintecho que habían ingerido alcohol, lo que disminuye la sensación de frío y, por tanto, aumenta el riesgo a morir congelado.

Mientras, Italia continuó ayer en alerta por la ola de frío que sacude el país y las autoridades cerraron numerosas escuelas en Apulia (sur) o Los Abruzos (centro) como consecuencia de la nieve, el hielo y las bajas temperaturas.

La ola de frío afecta a todo el país y las autoridades trabajan para retirar la nieve que dificulta el acceso a hospitales y a pueblos aislados, o impiden el tráfico en carreteras impracticables, informan los medios locales. Las bajas temperaturas afectan con mayor crudeza a los sintecho que viven en las distintas zonas de varias ciudades, entre ellas Roma, y por ello en la capital la Limosnería Apostólica vaticana está trabajando para disponer zonas habilitadas las 24 horas para que estas personas sin hogar puedan resguardarse del frío.

En Rumanía las vacaciones escolares también se han ampliado por dos días, hasta mañana, en amplias zonas del país debido al temporal que ha motivado que la mayoría de las regiones y la capital, Bucarest, estén en alerta naranja. En Bucarest, las temperaturas oscilarán en los próximos dos días entre los 11 y los 20 grados bajo cero.


La UE, atenta a los refugiados
Por su parte, la Comisión Europea «sigue de cerca» la situación de los miles de refugiados que permanecen en campamentos en Grecia en plena ola de frío e intenta apoyar a las autoridades de ese país para mejorar las condiciones de los afectados, dijo ayer la portavoz comunitaria de Interior, Natasha Bertaud.

Sobre el campamento de Moria, en Lesbos, Bertaud recordó que la CE ha señalado de manera reiterada a las autoridades helenas que hace falta aumentar la capacidad de acogida en las islas.Grecia ha asumido su responsabilidad as respecto.

Temas

  • PANORAMA

Lea También