Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una educación más dialogante

Skoolpoint es una plataforma digital que integra a profesores, padres y alumnos

Núria Riu

Whatsapp
Toni García Gutsens e Iker Gutiérrez Avendeño, en la oficina de Skoolpoint en Sant Pere i Sant Pau. Foto:  Pere Ferré

Toni García Gutsens e Iker Gutiérrez Avendeño, en la oficina de Skoolpoint en Sant Pere i Sant Pau. Foto: Pere Ferré

El «no tengo deberes papá» se va a acabar.Los padres tienen las herramientas para conocer más sobre la educación de sus hijos y éstos ya no tienen porqué preocuparse de que no se les olvide que mañana toca chándal, porque es día de educación física. Esto es lo que persigue la aplicación Skoolpoint, una plataforma digital que busca una comunicación más fluida entre los profesores, la dirección del centro, los padres y los alumnos.

Los tarraconenses Iker Gutiérrez y Toni García son los creadores de esta herramienta. A través de cualquier dispositivo móvil o del ordenador, puede accederse a una plataforma que, por un lado, realiza las funciones de la tradicional agenda escolar –con los deberes, notificaciones de ausencia y comunicaciones de los profesores, entre otros-. Y que, por el otro lado, hace especial hincapié en la seguridad y la protección de todos los datos alrededor de los niños.

Información médica como si el crío tiene alguna alergia o un sistema de mensajería interno para olvidarse de los grupos de Whatsapp de padres son algunas de las opciones. Aunque estos dos emprendedores se sienten especialmente orgullosos del canal, que gestiona una ONG especializada, a través del cual quieren prevenirse posibles casos de asedio. Y es que, tanto García como Gutiérrez, son informáticos y tienen hijos. «Cualquier forma de prevención viene de serie cuando tienes el título de padre», dicen. Por ello han querido diseñar una herramienta que respondiera a muchas de sus inquietudes diarias.

Esta start up empezó su andadura hace un año y medio, y en estos momentos Skookpoint ya está en fase de pruebas en cinco centros tarraconenses. Han llegado ahí después de definir de forma clara sus objetivos como empresa, un trabajo en el que se dedicaron intensivamente entre octubre de 2014 y marzo de 2015, cuando su proyecto fue seleccionado para entrar a la aceleradora StartUp Catalonia.

«Esto nos ayudó a perfilar el producto», asegura Iker Gutiérrez. En su desarrollo ha trabajado un equipo de seis personas que han invertido ya una suma de 50.000 euros. Sin embargo, el proyecto tiene que afrontar ahora su momento decisivo de crecimiento y expansión. Y este pasa por un lanzamiento a gran escala que irá a cargo de un equipo con cinco comerciales que venderán la plataforma desde Barcelona, Madrid y Zaragoza. Para dar este salto se estima de una inversión de unos 90.000 euros.

Los centros podrán escoger entre tres tipos de licencias que van desde la gratuita, al micropago (3,95 euros por alumno al año) y la de centros privados (15,95 euros).

Paralelamente Skoolpoint se prepara ya para salir al exterior.Y es que ya cuenta con un partner dispuesto a abrirles las puertas del mercado Latinoamericano, ya sea desde Costa Rica o a través de Panamá.

Temas

  • ECONOMÍA

Comentarios

Lea También