Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una niño y una niña de 12 y 15 años matan a su padrastro a tiros para defender a su madre

El hombre intentaba estrangular a la madre de los pequeños en su casa del condado estadounidense de Rutherford, en Carolina del Norte

Diari de Tarragona

Whatsapp

Dos hermanos menores de edad, un niño de solo 12 años y una niña con apenas 15 años, han  acabado a tiros con la vida del novio de su madre, su padrastro, cuando éste intentaba estrangularla, según han informado diversos medios españoles e internacionales. Unos hechos que finalmente la policía y la fiscalía han considerado justificados y, por lo tanto, no se abrirá ninguna investigación contra ellos. 

Todo ocurrió en el condado estadounidense de Rutherford, en Carolina del Norte, el pasado día 8 según informan la oficina del sheriff del condado y la del fiscal del distrito.

Según la versión policial, el maltratados es Steven Kelly, de 46 años y  de Indiana, y además contaba con denuncias previas de maltrato. Éste habría amenazado a su novia, la madre de los dos chicos, Chandra Niermann, y habría intentado estrangularla. En el momento en que estaba agrediendo a la mujer, Kelly gritaba que iba a cortarle el cuello y después que mataría a todos los que estaban en la casa, los dos hijos de ella además de una tercera niña, la hermana de 16 años de los dos niños e hija de la mujer maltratada.

Siempre según la versión oficial, días antes Steven Kelly ya había sido protagonista de otra escena muy violenta durante la cual amenazó a la mujer y disparó varias veces una de sus armas dentro de la casa donde convivían la mujer y los niños. Kelly era un delincuente convicto que guardaba en casa diferentes armas y que tenía dos órdenes de alejamiento por violencia doméstica de dos mujeres diferentes. 

Sin embargo, el día de los hechos que acabaron con su vida, el día 8 de agosto, cuando los niños se dieron cuenta de que el hombre intentaba matar a su madre reaccionaron de forma inmediata para defenderla. El niño más pequeño, de 12 años, cogió una de las pistolas y se la pasó a su hermana de 15. Ella fue la que pegó el tiro contra el novio de su madre, matándolo en el acto.

Por su parte, la tercera hermana, de 16 años, resultó herida en una pierna por una bala que se fragmentó, mientras que la madre de los niños terminó el episodio con varias contusiones por el intento de estrangulamiento.

Tras la investigación, la oficina del fiscal del distrito dictaminó que el tiroteo estaba justificado y no se han presentado cargos.

Temas

Comentarios

Lea También