Noticias SEMANA EUROPEA DE LA PREVENCIÓN DE RESIDUOS

Una semana para tomar conciencia real de nuestros residuos

El grave impacto generado por el proceso de fabricación, en el punto de mira de este año

ANA RIVERA MAGAÑA

Whatsapp
La huella de nuestros desperdicios es mayor de lo que imaginamos. FOTO: Getty

La huella de nuestros desperdicios es mayor de lo que imaginamos. FOTO: Getty

Del 21 al 29 de noviembre se celebra la Semana Europea de la Prevención de Residuos con la finalidad de organizar acciones de sensibilización sobre la prevención de residuos simultáneamente en toda Europa.

Durante esa semana se pretende mostrar las estrategias de reducción de residuos de la UE y hacer cambiar el comportamiento cotidiano de los ciudadanos en materia de consumo y producción, así como fomentar acciones sostenibles.

Dichas acciones son organizadas por administraciones, asociaciones y ONG, reclamando la participación ciudadana. Están enfocadas hacia la creación de un sistema de gestión y tratamiento de deshechos bajo las ya reconocidas 3Rs: Reducción de residuo, Reutilización de producto y Reciclaje de material.

Residuos invisibles

Cada año se elige un tema como hilo conductor, a través del cual se a cabo diferentes actos basados en una misma metodología y con el objetivo común de aumentar su impacto real en la prevención.

Este 2020 el lema es Residuos invisibles, refiriéndose a la gran cantidad de residuos generados durante el proceso de fabricación. Por ejemplo, «para fabricar un teléfono inteligente que pesa menos de 200 gramos y viene en un paquete pequeño, se producen 86 kg de residuos. Lo que se ve no siempre es el verdadero peso», explican desde la UE. Una gran parte de estos desechos invisibles no se pueden reciclar y terminan en vertederos. Junto con la huella de residuos también viene el impacto del CO2 generado, lo que supone un gasto considerable para el medio ambiente.

Para garantizar una producción y consumo sostenibles, los productos deben tener una vida útil más larga, ser más fáciles de reparar y reciclar e intentar ser completamente no tóxicos.

¿Y qué podemos hacer al respecto? Este año, el reto para los ciudadanos es informarse y tomar conciencia real sobre la enorme cantidad de residuos invisibles que todos generamos de forma inconsciente. Es necesario que estos desperdicios se tornen visibles para poder tomar decisiones al elegir qué producto comprar y asumir la responsabilidad de nuestra propia huella. Algunas ideas pueden ser prolongar la vida útil de los productos reutilizándolos y reparándolos, comprar de segunda mano, alquilar y compartir productos, buscar artículos con etiqueta ecológica…

Temas

Comentarios

Lea También