Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una soldado denuncia una violación grupal durante una fiesta en Málaga

La joven dice que fue drogada y que amaneció con las medias bajadas  

EFE

Whatsapp
Acuartelamiento Aéreo de Bobadilla, en Málaga. Foto: Google Maps

Acuartelamiento Aéreo de Bobadilla, en Málaga. Foto: Google Maps

Defensa ha trasladado a la Justicia militar la denuncia de una soldado del acuartelamiento aéreo de Bobadilla (Málaga) sobre una supuesta violación grupal que habría tenido lugar el pasado 11 de diciembre. Fuentes del Ministerio de Defensa han informado que la soldado contó al día siguiente a su superior los hechos y que éste decidió trasladarlos al juzgado togado militar número 24 de Sevilla, que instruye la investigación.

La soldado denunció que, durante la celebración del Día de la Patrona del Ejército del Aire, fue drogada y violada por sus compañeros en el cuartel de Bobadilla. Las fuentes de Defensa han indicado que ese mismo día, 12 de diciembre, la soldado presentó asimismo una denuncia ante el juzgado de Antequera (Málaga), a instancias de su superior.

Fuentes judiciales señalan que existen investigaciones abiertas por supuestos abusos sexuales en dos juzgados distintos de Antequera (los números 1 y 2 de la localidad) por este asunto. Así, el juzgado número 2 de Antequera ha recibido una petición del jugado togado militar de Sevilla para que se inhiba en la causa. Mientras, el número 1 investiga una denuncia que la víctima presentó a finales de diciembre ante la Policía Nacional de Antequera y está pendiente de que este cuerpo amplíe el atestado. Este juzgado no ha recibido petición de inhibición por parte de la justicia militar.

A raíz de la denuncia, se ha tomado declaración a la soldado en más de una ocasión. Las fuentes afirman que la víctima denunció unos hechos que supuestamente le habrían ocurrido aunque tenía dificultades para recordarlos.

La soldado acudió a un pub de Bobadilla el día de la Patrona del Ejército del Aire, pidió una cerveza y, después, fue al baño dejando la bebida en la barra. Cuando regresó notó un sabor extraño en la cerveza, aunque no le dio importancia, y poco después fue rodeada por varios compañeros, que comenzaron a tocarla

Al día siguiente, se despertó en el cuartel con las medias bajadas, fuerte dolor de cabeza, un hematoma y molestias en el pecho. De lo ocurrido el resto de la noche no recuerda más.

Temas

Comentarios

Lea También