Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Uno de cada tres contratos firmados dura menos de seis meses

Según UGT, apenas un 15% de los asalariados tiene un contrato de duración superior a un año

I.Palacios

Whatsapp
La hostelería y los servicios auxiliares, entre los más afectados por la temporalidad.  Foto: a. gonzález/dt

La hostelería y los servicios auxiliares, entre los más afectados por la temporalidad. Foto: a. gonzález/dt

Para los sindicatos los datos del aumento del empleo y la reducción del paro en 2016 son «insuficientemente alentadores». UGT denunció este jueves que el empleo creado tiene una «gran dosis de precariedad y temporalidad», tal y como se pone de manifiesto en el hecho de que el 31% de los trabajos duran menos de seis meses y apenas un 15% de los asalariados tiene un contrato de duración superior a un año.

De igual modo, CC OO se lamentó de que la precariedad laboral afecta a la mayoría de la población activa de este país, que está «encadenado a un modelo productivo basado en los servicios de bajo valor». Así, criticó que la creación de empleo sigue concentrada en los sectores menos productivos de la economía, entre los que citó el comercio, la hostelería y los servicios auxiliares, que «generan empleos inestables y en los que se pagan salarios bajos». De esta manera, no existen «evidencias que muestren el tan necesario como demorado cambio del modelo productivo», con un mayor peso de las actividades industriales. Cabe resaltar, no obstante, que el empleo en la industria creció casi un 5% en 2016, el mayor repunte de todos los sectores.

Al tiempo que los sindicatos reclamaban empleo de calidad, la ministra del ramo, Fátima Báñez, comparecía en el Senado y anunciaba la apertura en «estos próximos días» de las mesas de diálogo con los interlocutores sociales para la agenda integral de la calidad integral del empleo y mejorar la protección de parados de larga duración y la implantación de la tarjeta social. A su vez aprovechó la cita para sacar pecho de los datos de la EPA y resaltó que se han recuperado 1,7 millones de empleos, la mitad de los perdidos durante la crisis, e incidió en llegar al objetivo de los 20 millones de ocupados en 2020, su gran promesa para esta legislatura. «Un nuevo avance de nuestro mercado de trabajo que nos debe seguir animando a trabajar en la buena dirección, porque queda mucho por hacer», afirmó Báñez, quien citó mejoras en la calidad del empleo, en las condiciones del trabajo o en la igualdad entre hombres y mujeres.

El ministro de Economía, Luis De Guindos, también destacó la «muy importante» caída del paro, principalmente la del cuarto trimestre, que es «la más intensa en mucho tiempo, parece que incluso de la serie histórica». A su juicio, «la creación de empleo es la consecuencia del crecimiento económico, de la corrección de los desequilibrios macroeconómicos, de que España en estos momentos se financia bien, de que en estos momentos no generamos ningún tipo de duda, nuestro sistema bancario es sólido», concluyó.

Temas

  • ECONOMÍA

Lea También