Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Urdangarin se 'ganaba el pan como Dios manda' con los actos oficiales

La nueva tanda de correos revela también los continuos chascarrillos del duque sobre la institución y otros temas
Whatsapp
Urdangarin se 'ganaba el pan como Dios manda' con los actos oficiales

Urdangarin se 'ganaba el pan como Dios manda' con los actos oficiales

Urdangarin se 'ganaba el pan como Dios manda' con los actos oficiales

Urdangarin se 'ganaba el pan como Dios manda' con los actos oficiales

Urdangarin se 'ganaba el pan como Dios manda' con los actos oficiales

Urdangarin se 'ganaba el pan como Dios manda' con los actos oficiales

Urdangarin se 'ganaba el pan como Dios manda' con los actos oficiales

Urdangarin se 'ganaba el pan como Dios manda' con los actos oficiales

Urdangarin se 'ganaba el pan como Dios manda' con los actos oficiales

Urdangarin se 'ganaba el pan como Dios manda' con los actos oficiales

Los nuevos mails de Diego Torres, al margen de descubrir las supuestas corruptelas en el entorno de Iñaki Urdangarin, revelan la faceta más irreverente del duque con la institución a la que pertenecía. Un ejemplo claro es un mail que remite a Mirian y Kardam de Hungría el 13 de octubre de 2003, horas después de la celebración de la fiesta nacional.

Urdangarin y la infanta, se infiere del mail, han pasado los días anteriores a los eventos del 12 de octubre de vacaciones con los nobles húngaros en Jordania. Y no parecen, al menos el duque, muy felices de tener que volver a Madrid para ocuparse de su papel institucional. “El domingo fue de esos días que te ganas el pan como Dios manda ... Desfile y recepción y de propina Cristina se metió un puente aéreo”, se queja el principal imputado del caso Nóos. “Hoy estamos en plena rutina. Con ganas de recuperamos pero con una sonrisita puesta pensando en nuestros bailoteos en Jordania y en las tonterías que somos capaces de decir en un estado abstemio total”, se lamenta el exdeportista.

En otros mails se refiere en tono de chanza a Juan Carlos I como el “jefe”, envía chistes muy duros sobre el entonces Príncipe de Asturias o llama “capullín” al secretario de las infantas, Carlos García Revenga, al que manda bromas continuas sobre su sexualidad.

También el duque se dedica a hacer de chivato de la que parece ser su gran rival, la recién llegada Letizia Ortiz. El 3 de marzo de 2004, instantes después de que los primeros confidenciales publiquen la noticia, le reenvía al entonces príncipe los textos que dan cuenta de que la madre de la futura reina había sido pillada copiando en un examen de Historia de la UNED.

Los correos también dan cuenta de cómo se va deteriorando poco a poco la relación entre el matrimonio Urdangarin-Borbón y los futuros Reyes, hasta el punto de que encarga a García-Revenga gestiones para “normalizar las cosas” con Felipe de Borbón.

 

Temas

  • NACIONAL

Comentarios

Lea También