Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Opinion EDITORIAL

...Y Rajoy sigue sin enterarse

Si Rajoy es incapaz de aportar soluciones políticas al conflicto con Catalunya, el Congreso de los Diputados debe tomar la iniciativa en busca de una alternativa
Whatsapp
Rajoy se retira tras reiterar que el referéndum no se hará. EFE

Rajoy se retira tras reiterar que el referéndum no se hará. EFE

La operación policial desarrollada ayer para descabezar toda la logística del referéndum del 1 de octubre, que se saldó con 14 detenidos, entre ellos Josep María Jové, segundo de a bordo de la Conselleria de Economia y mano derecha del vicpepresidente Oriol Junqueras, desencadenó una oleada de movilizaciones callejeras en numerosas ciudades de toda Catalunya, también enTarragona, Reus y Tortosa, entre otras muchas localidades de toda la demarcación y de todo el país. Sin ninguna duda, la cadena de protestas registrada durante toda la jornada, que se prolongó hasta altas horas de la noche, es la revuelta colectiva más importante jamás vivida en Catalunya en la historia reciente. Para dar respuesta a tan multitudinaria movilización el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, compareció al atardecer para leer un comunicado en el que dijo que el referéndum «es una quimera» y pidió a Puigdemont que abandonara la consulta «para evitar males mayores».  Rajoy recordó que  «un Estado democrático y de derecho tiene los mecanismos para impedir que quienes quieren infringir la democracia puedan hacerlo». Su discurso no ha aportado ningún gesto de aproximación y se ha limitado a reiterar que las quejas y reivindicaciones de Catalunya deben seguir el cauce del Congreso de los Diputados, donde Rajoy invitó a Puigdemont que acudiera a exponer sus posturas. Es evidente que las movilizaciones no han hecho mella alguna en Rajoy, al menos así lo intenta aparentar. En los círculos allegados al presidente se daba ayer por totalmente desactivado el referéndum y se minusvaloraban las movilizaciones que se daban por descontadas. La postura de Rajoy es, cuando menos, irresponsable. Catalunya está viviendo una situación insostenible de tensión que si no se ataja en estos momentos puede desembocar en situaciones lamentables. El presidente del Gobierno debe dar una respuesta política a una crisis de esta magnitud y si él es incapaz de tomar medidas razonables, el Congreso debe tomar la iniciativa para buscar una solución. Por el bien de todos.

 

Temas

Comentarios

Lea También