Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

A Faro y otros grandes humoristas gráficos

Whatsapp

Cuando no se puede vencer una batalla de lo evidente, se ametralla y asunto resuelto, eso es lo que pasó en París; pero –palabra ahora tan de moda que suele significar que se quiere negar de todo lo anterior– disparar es muy fácil, hasta un niño de cinco años lo puede hacer. Lo correcto es vencer un escrito o un dibujo o ambas cosas a la vez, con otro, pues es de cobardes el usar un arma mediante la cual y por la fuerza ya estará todo ganado mucho antes de empezar. La religión musulmana, como también todas las otras, no tienen por qué actuar tan vilmente, Sor Lucia Caram ya lo dice, con la religión no ¡se mata! Los verdaderos creyentes son mucho más nobles, ya que el amor hacia el prójimo es lo que siempre les guía. ‘Diente por diente y el mundo se quedará ciego’; o peor aún: ‘no hay peor ciego que quién no quiere ver’.

Uno de los recientes dibujos de nuestro querido gran Faro, en cuanto al atentado, es un lápiz partido por la mitad y con media docena de lápices más que aparecen. Esto último será lo único bueno que habrán conseguido esos mal llamados islámicos. En la del domingo, Faro dibuja a la oveja negra del Islam, este va vestido tan de negro que no se le ven ni los ojos y tiene a un rehén atado de las manos como quien tiene a un pollo. Este último, si existe un Dios, seguro que va directamente al infierno no por islámico sino por cobarde.

Sandra Rius Mondéjar

(Vila-seca)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También