Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

A buenas horas consellers de Tarragona

Por una vez que el peso de Tarragona toma cuerpo en el Govern, los nuevos consellers Jané y Ciuraneta apenas podrán gobernar
Whatsapp

Artur Mas ha cerrado con rapidez la remodelación del Govern, obligada por la renuncia de los tres consellers de Unió. El president ha aprovechado la ocasión para añadir más cambios nada desdeñables, como la sustitución de Francesc Homs en la portavocía del Executiu catalán. Esta labor será llevada a cabo a partir de ahora por Neus Munté que seguirá en sus funciones de consellera de Benestar y Familia, elevada a la vicepresidencia del Govern. Meritxell Borràs dirigirá Governació. La gran novedad, desde la óptica tarraconense, es la incorporación de dos consellers de nuestras comarcas. Jordi Jané, hasta ahora diputado en el Congreso, se hace cargo de Interior, mientras Jordi Ciuraneta asume la cartera de Agricultura que ha dejado vacante la marcha de Josep M. Pelegrí. Hacía tiempo que Tarragona no tenía tanto peso en el Govern. La lástima es que los nuevos consellers tendrán pocas oportunidades de mostrar su valía. Finalmente el efecto colateral de esta remodelación es que el escaño del Congreso que deja vacante Jordi Jané le corresponde ocuparlo a Teresa Gomis, la exteniente de alcalde de Reus imputada en el caso Innova. Gomis ya ha dicho que está a las órdenes de Artur Mas sobre si debe o no ocupar el sillón en la Carrera deSan Jerónimo. No hace falta ser adivino para augurar el escándalo que se desencadenaría en Madrid si Gomis entra por la escalinata de los leones. Es de suponer que el escaño será para Núria Balagué.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También