Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Abierta la veda de las mentiras

Ya está aquí la campaña electoral, aquella en que los políticos se acuerdan de que hay ciudadanos de a pie
Whatsapp

Preparados, listos.. ya. Ya está aquí la campaña electoral, aquella en que los políticos se acuerdan de que hay ciudadanos de a pie, ciudadanos que están convocados a depositar su voto en las urnas el próximo domingo 24 de mayo. Por ello, todo vale para pedirles su voto. Que hay que besar a un niño, se hace; que hay que abrazarse a una persona que en otras circunstancias ni la mirarían, se hace; que se tienen que lanzar promesas que saben que nunca cumplirán, pues tampoco hay problema.

Todo por la pasta fue el segundo largometraje del director de cine bilbaíno Enrique Urbizu, un film protagonizado por María Barranco y Antonio Resines. Si lo trasladados a la esfera política, los candidatos hacen su particular Todo por el voto. Muchos de los actuales alcaldes que se presentan a la reelección saben que no han cumplido las promesas que hicieron hace cuatro años. «Es que necesito otros cuatro para rematar el trabajo», aseguran. Y no digamos los proyectos fantasma que dicen que harán. Ni ellos se lo creen. No voy a dar nombres, para que no me digan que me estoy decantando por algún determinado partido o candidato. Pero lean y escuchen lo que prometen que van a hacer. Apúntenselo y dentro de cuatro años saquen la lista y hagan sonrojar a más de un alcalde.

Y mientras, los alcaldables invitan a sus jefes de partido que les apoyen. ¿Pero quién se presenta realmente a la alcaldía? Lo hacen sencillamente para llenar, porque saben que sin ellos la platea estaría vacía. Ya se sabe, van a los mítines los que ya están convencidos.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También