Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Acabar con los premios institucionales

No tiene sentido reconocer a los intelectuales cuando el fisco les maltrata

Pedro Villalar

Whatsapp

César Antonio Molina, que fue ministro de Cultura con Zapatero, ha escrito un irónico artículo pidiendo la desaparición de los grandes premios institucionales a la creación que concede el Estado español, el Cervantes, el Príncipe de Asturias y el Velázquez. No tiene, en efecto, sentido alguno que se reconozca la trayectoria profesional de los más ilustres intelectuales nacionales e internacionales cuando al mismo tiempo se les maltrata fiscalmente, declarando una absurda incompatibilidad entre sus derechos de autor y las pensiones públicas contributivas, cuyo derecho se ha ido creando a lo largo de toda una vida de trabajo y dedicación.

El maltrato a la cultura no sólo se traduce en el mantenimiento del sistema impositivo más inclemente de Europa (el salto del IVA con la crisis ha sido sencillamente una iniquidad): también incluye el respaldo moral a las personas empeñadas en estos cometidos, el respeto al prestigio ganado, un trato amable desde todos los puntos de vista, incluido lógicamente el fiscal: sin privilegios pero sin acoso irracional, como es el caso.

La insensibilidad de este gobierno no tiene nombre. Pero no se escuchan demasiadas protestas frente a esta situación por parte de las demás formaciones políticas. Por lo que convendría que el PSOE, Podemos y Ciudadanos manifestaran sin mayor tardanza su punto de vista. Que al menos los creadores sepan que su postergación cesará cuando cambie la mayoría de poder.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También