Más de Opinion

África sin polio salvaje

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
África sin polio salvaje

África sin polio salvaje

Opacada por la pandemia de coronavirus e incluso por el anuncio de Messi de abandonar el Barça –ya se sabe que el fútbol es el opio del pueblo–, nos llega la noticia de que la Organización Mundial de la Salud ha declarado oficialmente a África «libre de poliovirus salvaje», un hito histórico, pues, de conseguirse lo mismo en Afganistán y Pakistán, únicos dos países con casos, la poliomelitis sería la segunda enfermedad humana erradicada en el mundo, tras la viruela en 1979.

Se trata de un mal que afecta sobre todo a los menores de cinco años por la debilidad de su sistema inmunitario. El virus ataca a la médula espinal y provoca parálisis parcial irreversible, sobre todo en las extremidades inferiores.

El camino no ha sido fácil. La impresionante combinación de esfuerzos públicos y privados y las campañas masivas de vacunación, desarrolladas en muchos casos en zonas de alto riesgo por la presencia de grupos terroristas, ha chocado también con la existencia de numerosos rumores y la desconfianza por parte de la población, pues, como sucede ahora con el coronavirus y las teorías de la conspiración, líderes religiosos y sociales llegaron a asegurar que la inmunización era parte de un plan global de esterilización de los musulmanes, lo que provocó que numerosas familias llegaran incluso a esconder a sus hijos para evitar que fueran vacunados.

En todo caso, la incultura ha cedido y, como celebró la directora regional para África de la OMS, la doctora Matshidiso Moeti, «desde ahora las futuras generaciones de niños africanos podrán vivir libres de polio salvaje». Sí, ayer fue un gran día para la humanidad. Aunque aquí sigamos más pendientes de Messi.

Temas

Comentarios

Lea También