Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Opinion editorial

Al volante, tasa de alcohol 0,0%

Uno de cada dos implicados en siniestros en las carreteras catalanas en lo que va de año había tomado alcohol

Diari de Tarragona

Whatsapp
Control rutinario de alcoholemia en las carreteras catalanas.

Control rutinario de alcoholemia en las carreteras catalanas.

La carretera sigue siendo una lacra que de forma inexplicable aceptamos socialmente como un tributo a la modernidad. Este mentalidad fatalista debe cambiar. Hoy en día, con las modernas tecnologías y los sistemas de control, no podemos renunciar al objetivo de cero víctimas en nuestras carreteras. ¿Acaso aceptamos que cada año muera gente por el uso de los ascensores? No tenemos por qué considerar «normal» la muerte en las carreteras. El departamento de Interior de la Generalitat de Catalunya presentó ayer el balance de la siniestralidad de los primeros seis meses del año. El Servei Català de Trànsit (SCT) insiste, entre otros muchos consejos para una movilidad segura, que todos los pasajeros deben ir sentados en la posición correcta y utilizar el cinturón de seguridad o los sistemas de retención infantil adecuados a su edad y tamaño. El uso del cinturón ha disminuido en un 10% entre los ocupantes muertos en las carreteras catalanas este año y un 33% entre los heridos graves. Es incomprensible que a estas alturas todavía haya conductores y viajeros que no utilicen el cinturón.
Otro dato alarmante es el aumento de los positivos de alcohol. El 13% de los conductores implicados en accidentes con víctimas circulaba con una tasa de alcohol por encima de la permitida. En general, 1 de cada 2 conductores implicados en un siniestro en la carretera había tomado alcohol, drogas o psicofármacos. Otra cifra intolerable. 
Debemos plantearnos seriamente implantar la tasa 0,0%, la que se considera la única tasa de alcohol segura. No se puede dar pie a especular sobre si se ha bebido poco o mucho. Si hay que conducir, sencillamente no debe beberse nada de alcohol. Adoptar esta medida es competencia de la Dirección General de Tráfico (DGT). Siempre ha costado implantar medidas de seguridad. Costó implementar el cinturón y el uso obligado del casco en las motos y hoy es inconcebible circular sin este elemento de protección. Dentro de poco se verá como una rareza tomar alcohol si conduce.

Temas

Comentarios

Lea También