Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Algo sobre la mesa

Antoni Coll

Whatsapp

Mariano Rajoy se defendió ayer con ironía gallega de los ataques que recibió en el primer día de la moción de censura. Esto lo hace bien, no es un Felipe González, pero tampoco es mal orador.
Su principal defecto es el quietismo en cuanto a tomar iniciativas, por ejemplo en el caso de Catalunya. Se le podría aplicar una frase de Groucho Marx: «El problema de no hacer nada es que nunca sabes cuándo has terminado».

Ante el envite de Puigdemont y Junqueras no hace otra cosa que decir que el referéndum no se celebrará. ¿Por qué no añade alguna propuesta para Catalunya? No para convencer a los independentistas, cosa absolutamente imposible, sino para quitarles el argumento de que no pone nada sobre la mesa.

Dejar pasar el tiempo a veces es una buena táctica, pero otras es un desastre. 

El PSOE haría lo mismo que el PP frente al referéndum unilateral anunciado, pero con inteligencia.

Temas

Comentarios

Lea También